Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta cierra la mina Las Cruces por riesgo de contaminación del acuífero

El 'by-pass' diseñado para proteger las aguas subterráneas "no funciona"

La Junta de Andalucía anunció ayer que ha ordenado "la suspensión cautelar y temporal" de los trabajos de profundización de la corta de la mina Cobre Las Cruces, ubicada a unos 30 kilómeotrs de Sevilla entre las localidades de Gerena, Salteras y Guillena por riesgo de contaminación del acuifero Niebla-Posadas.

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, anunció el cierre de la mina durante una comparecencia parlamentaria y en respuesta a una pregunta del diputado de IU, Juan Manuel Sánchez Gordillo, quien calificó al consejero de "terrorista ecológico".

Los ecologistas piden la suspensión definitiva de la autorización

Vallejo informó que la medida se adoptó el pasado martes día 13, después de que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ordenase el 30 de abril la clausura de una veintena de pozos del sistema de drenaje y reinyección de la mina perforados en el interior de la corta, ya que la empresa tan sólo contaba con la autorización para tres de ellos.

Vallejo indicó que la empresa minera Cobre Las Cruces, cuyo accionista mayoritario es la firma canadiense Inmet Mining Corporation, ha incumplido algunas de las premisas de la autorización original y deberá "adoptar las medidas necesarias que las garanticen" antes de comenzar de nuevo los trabajos.

Además del expediente abierto por la CHG por las perforaciones al acuífero Niebla-Posadas. que discurre por encima de la veta de mineral, y que podría culminar con sanciones de hasta 600.000 euros, la propia CHG ha detectado "una serie de disfunciones" en el sistema de drenaje y reinyección del acuífero, que han dado como consecuencia la paralización total de los trabajos en la corta a cielo abierto de la mina por el riesgo de contaminación. Desde la Junta han indicado que el problema no han sido sólo los sondeos no autorizados en la corta, sino que el sistema hídrico "no funciona" como estaba previsto. Estos medios indicaron que la mina acató ayer mismo la orden de paralización de los trabajos, y hoy que se inspeccionará de nuevo.

Las reacciones a esta medida surgieron ayer tanto desde las filas ecologistas, que pidieron a la Junta la suspensión definitiva de la autorización, como de los sindicatos, que solicitaron a la empresa que no "use la presión del empleo" frente a la exigencia de cumplimiento de un proyecto serio y seguro. "Ha roto la imagen social que pretendía procurarse no sólo en Sevilla, sino a nivel regional y nacional, en cuanto a firma puntera en responsabilidad e innovación de tratamientos. Ha existido una gran diferencia entre lo dicho y lo hecho", afirmó Rafael Fernández Serra, secretario general de Comisiones en Sevilla, informa Europa Press.

Por su parte, la empresa Cobre Las Cruces estudiaba con su matriz canadiense si emitía algún tipo de respuesta a la orden de cierre de la mina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de mayo de 2008