Telemadrid pierde el pulso con Industria

Las emisiones en analógico del segundo canal de Telemadrid (La Otra) no se ajustan a la ley. La Audiencia Nacional ha fallado en contra de la televisión autonómica en su conflicto con el Gobierno al desestimar el recurso contra la orden de cierre de La Otra. La Audiencia da así la razón al Ministerio de Industria, que en 2005 prohibió a La Otra utilizar una frecuencia para difundir su señal en analógico, ya que carecía de autorización.

La Audiencia avala que el Estado es competente para ordenar y planificar el espectro radioeléctrico y recuerda que las televisiones autonómicas no pueden disponer de un segundo canal de manera automática, sino sólo cuando existan frecuencias disponibles. Telemadrid había argumentado que se sentía discriminada respecto a otras comunidades como Andalucía o País Vasco, que disponen de dos televisiones analógicas. La Audiencia sostiene, sin embargo, que "no se reconoce expresamente" a las comunidades un derecho a emitir dos canales en analógico.

Más información

Tras dejar claro que el Estado tiene competencias para distribuir y planificar las frecuencias, subraya que no se ha demostrado que "en la gestión y ordenación del espacio radioeléctrico se haya incurrido en arbitrariedad".

Y recuerda que los entes autonómicos que no estuvieran emitiendo antes del 1 de enero de 1998 sólo podrían salir al aire si no obstaculizaban el desarrollo del Plan Nacional de Televisión Digital Terrestre. La Otra comenzó a operar en 2001, después de haber recibido una licencia para emitir exclusivamente en tecnología digital. "No cabe considerar que estemos ante situaciones originariamente idénticas respecto a las cuales cabe exigir una igualdad de trato", explica el texto.

Además, considera que la resolución del Gobierno no afectó al derecho constitucional a la libertad de información y de comunicación, en contra de lo que argumentaba Telemadrid.

La decisión de emitir en analógico fue interpretada como una batalla de la presidenta regional Esperanza Aguirre contra el Gobierno de Zapatero. Ante la negativa del ente autonómico a cerrar su segundo canal, Industria multó en 2006 a Telemadrid con un millón de euros por emitir ilegalmente.

La sentencia cuenta con el voto particular de dos de los magistrados, que se apoyan en un informe pericial sobre la disponibilidad de frecuencias en el territorio de la Comunidad de Madrid. A través de un comunicado, Telemadrid aseguró que estudiará el texto de la Audiencia para interponer un recurso ante el Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 28 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50