Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercado de la vivienda cae un 25% y agudiza la crisis inmobiliaria

El ministerio considera que todavía hay margen para bajadas de precios

Febrero ha sido el segundo mes consecutivo en el que el Instituto Nacional de Estadística (INE) se ha convertido en el mensajero de pésimas noticias para el sector inmobiliario: el desplome en las compraventas de pisos y en la concesión de hipotecas sobre viviendas sigue estabilizado en torno al 25%. En febrero se cerraron 55.462 operaciones, un 24,4% menos que en el mismo mes de 2007. El patito feo vuelven a ser los pisos de segunda mano, que caen un 33%. Y la últimamente tan de moda vivienda protegida (VPO), cuyas transacciones descendieron un 33%.

Sólo Ceuta se salvó de las tasas negativas en las compraventas, que lideraron Melilla y Cataluña, con disminuciones más allá del 40%. País Vasco, Baleares, Cantabria y Navarra también cayeron más del 30% respecto a febrero de 2007. El INE elabora estos datos con la información que le suministran los registradores de la propiedad.

Si la estadística de compraventas es difícil de comparar porque el INE sólo la elabora desde hace 14 meses, la de hipotecas tiene más de una década de historia. Y, con la excepción del mes pasado, no hay precedente de una disminución tan grande en el volumen de capital prestado para la compra de una vivienda. Los más de 12.000 millones prestados en febrero suponen un retroceso del 26,4% respecto a febrero del año pasado. Se mantiene, sin embargo, prácticamente estable el importe medio de la hipoteca, en 148.965 euros.

El Ministerio de Vivienda no muestra una preocupación especial por estos datos, que considera la confirmación de una tendencia ya conocida.

Fuentes del departamento que acaba de asumir Beatriz Corredor insistieron en que los precios de los pisos continuarán en torno al IPC, si bien admitieron que "todavía hay lugar para bajadas".

Ayudas a los separados

El primer trimestre de 2008 fue el primero de la década en el que los precios de la vivienda libre, en el 3,8%, crecieron por debajo de la inflación, que en marzo alcanzó el 4,5%. O lo que es lo mismo, fue la primera vez desde 1997 en que los precios reales descendieron.

El ministerio marca sus prioridades para el Plan de Vivienda 2009-2012, y señala a algunos grupos con dificultades como futuros beneficiarios de las ayudas públicas. Como los divorciados o separados.

La ministra Corredor, que hoy estrechará las manos de los promotores en la inauguración de unas jornadas sobre construcción, pretende encontrar puntos de encuentro con unos empresarios que cada vez encuentran más dificultades para colocar sus pisos. Así, fuentes del ministerio buscarán mecanismos para que el exceso de oferta que sufre el mercado de la vivienda libre se encuentre con el exceso de demandantes que tienen los pisos de protección oficial.

Así, las más de 500.000 o 600.000 casas que los promotores no consiguen vender podrían aminorar las necesidades de VPO, ya sea en propiedad, alquiler, o alquiler con derecho a compra. El Gobierno, que se ha propuesto llegar a 150.000 pisos anuales con algún tipo de protección durante una década, afronta el reto de invertir una tendencia que, en 2007, redujo la cifra de VPO iniciadas hasta 84.000, un 12% menos que en 2006.

Otra promesa socialista verá hoy la luz, cuando el vicepresidente Pedro Solbes presente el acuerdo con entidades financieras, notarios y registradores para alargar el plazo de las hipotecas gratis. Según este acuerdo, serán los notarios y registradores los que asuman el coste de esta medida, que previsiblemente entrará en vigor en mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de abril de 2008