Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.000 ganaderos atacan la factoría de Leite Río en Lugo

Lence amenaza con dejar de recoger 100.000 litros diarios

La batalla contra la caída de los precios de la leche vivió ayer otra jornada de fuerte tensión en las inmediaciones de la factoría de Leite Río, en el polígono de O Ceao, en las afueras de Lugo. Una concentración de 3.000 ganaderos, convocados por el sindicato Unións Agrarias, acabó con un intento de asalto a la fábrica y una carga de agentes antidisturbios de la policía. La respuesta de Jesús Lence, el propietario de Leite Río, fue contundente: anunció que a partir del 1 de mayo dejará de recoger 100.000 litros diarios de leche a productores de Galicia y León.

Pese a los esfuerzos de los dirigentes sindicales por calmar los ánimos de los manifestantes, los más exaltados arrancaron las letras de acero del rótulo de la fábrica, derribaron una valla de hierro y estuvieron a punto de irrumpir en una nave. Todo, entre una negra humareda provocada por la quema de neumáticos y decenas de litros de leche derramada por los ganaderos.

La carga de los antidisturbios logró frenar el ataque de los manifestantes, que sólo desistieron de su empeño después de los insistentes ruegos de los dirigentes de Unións Agrarias, encabezados por su secretario general, Roberto García. El líder sindical pidió a los concentrados que no convirtiesen en noticia los daños a la factoría sino el "daño que hace él [Jesús Lence] recortando más de 6.000 euros por explotación".

El sindicato y los ganaderos que lo apoyan acusan a Lence de practicar la política más agresiva de recorte de precios, hasta nueve céntimos por litro. García anunció que UU AA plantará cara a "cualquier empresa que nos meta la mano en el bolsillo, sea francesa, española o gallega". Lence alega que tiene almacenados 20 millones de litros de leche sin salida en el mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 2008