Barcelona pide 37,8 millones para renovar la Barceloneta y el Besòs-Maresme

El Ayuntamiento de Barcelona designó ayer a sus candidatos para optar a las subvenciones de la quinta convocatoria de la Ley de Barrios, cuyo plazo termina el próximo martes. Barceloneta (con un plan de 20 millones de euros) y el Besòs-Maresme (17,8) serán las zonas seleccionadas para beneficiarse de las ayudas de la Generalitat, que, de ser aprobadas, sufragaría la mitad de las inversiones. La decisión sobre qué proyectos presentados por los municipios se aprueban se debe producir en seis meses. El concejal de Urbanismo de Barcelona, Ramón García Bragado, señaló que ambos barrios "plantean una problemática compleja" y confió en obtener el plácet de la Generalitat.

"Estamos satisfechos, pero es algo que perseguimos desde hace tiempo", afirmó Àngels Simarro, presidenta de la asociación vecinal de la Barceloneta, que lleva desde febrero perfilando el proyecto con el Ayuntamiento. Este plan, que afectaría a unos 15.000 residentes, mejoraría los espacios públicos y equipamientos de la zona. También consideraría, según Bragado, la rehabilitación de los ascensores del barrio. "Llevamos 23 años esperando a que arreglen la zona. Hasta ahora, el Ayuntamiento sólo se ha ocupado del frente marítimo", concluyó Simarro, que tiene pendientes nuevos encuentros con el Ayuntamiento para cerrar los flecos del proyecto antes del martes.

Barrio innovador

Ya está cerrado el plan del Besòs-Maresme, donde residen 14.000 personas. Se centrará en remozar las fachadas y los pasajes interiores que rodean los edificios. Bragado vistió el plan como la oportunidad para "modernizar" una zona que limita con la Mina y el distrito 22@, que pretende erigirse en centro innovador de la ciudad. "Es hacia este modelo a donde queremos acercar el Besòs-Maresme", dijo Bragado.

El informe, que sirvió al Ayuntamiento para sopesar qué ensanches designaría a la Ley de Barrios, desvela que nueve zonas, al margen de las escogidas, sufren importantes carencias que deberán esperar a su rehabilitación. Los distritos que concentran mayor número de barrios deteriorados, según estima el propio Ayuntamiento, son el de Sants-Montjuïc, Nou Barris y el de Sant Martí, que suman seis barrios "que requieren una atención especial", reza el documento. "Seguiremos invirtiendo en estas zonas", resolvió Bragado, sin concretar cómo ni cuándo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de abril de 2008.

Lo más visto en...

Top 50