El Consejo de Europa consagra el derecho al aborto "legal y sin riesgos"

La institución defiende una ley de plazos y la educación sexual obligatoria

Un aborto "legal y sin riesgos" garantizado por el Estado que convierta esta práctica en accesible y segura. Es la recomendación que hizo ayer el Consejo de Europa a sus 47 países miembros. Esta institución, que "invita" a "despenalizar el aborto", allá donde sea delito, como en España, se muestra a favor de una ley de plazos y reclama clases de educación sexual obligatorias para los jóvenes.

Las clínicas de abortos piden coherencia al Gobierno español

El texto, que recibió 70 enmiendas de las que sólo una decena fueron aprobadas, llega en un momento en el que el debate sobre el aborto está candente en varios países europeos. En España es legal sólo en tres supuestos -violación, riesgo para la salud de la madre o el niño y malformaciones fetales- y varias clínicas privadas han denunciado que están sufriendo una "caza de brujas" que les ha llevado incluso a los tribunales.

La asociación estatal de clínicas abortistas ACAI pidió ayer al Gobierno español que sea coherente con lo que los socialdemócratas acordaron ayer en el Consejo, un organismo que recomienda, pero que no es vinculantes para los Estados.

La resolución, aprobada en Asamblea parlamentaria por 102 votos a favor y 69 en contra, reclama que se respete "la autonomía de la mujer para decidir" y que se le ofrezcan condiciones adecuadas para tomar una decisión "libre y clara". Y se aboga por un aborto sin riesgos y sin restricciones, en condiciones "sanitarias, médicas y psicológicas" óptimas y con "coste adecuado". "No queremos que el aborto se utilice como método anticonceptivo. Tampoco promoverlo. Queremos que sea una práctica legal, segura y accesible. Debe ser despenalizado", defendió ayer la parlamentaria británica Cristine McCafferty, una de las autoras del informe.

El documento recomienda una ley de plazos, aunque no especifica cuáles. Este es el sistema vigente en 32 de los 47 países que integran el Consejo de Europa, como Francia o Alemania, donde el plazo de aborto libre es de 12 semanas, u Holanda, de 24. En la mayoría de los países, además, pasado ese periodo, aún se puede abortar por malformaciones del feto o riesgo para la salud de la madre.

Penalizar y perseguir el aborto no reduce su número. Al contrario. Se convierten en abortos clandestinos, "más traumáticos y mucho más peligrosos", dice el Consejo. En Malta y Andorra está totalmente prohibido y en Irlanda e Irlanda del Norte sólo se permite en algunos casos. Estos países contribuyen a fomentar el "turismo del aborto".

"También donde la interrupción del embarazo es legal hay intervenciones clandestinas y arriesgadas", advirtió ayer la austriaca Gisela Wurm, otra coautora del informe. "La falta de estructuras médicas adecuadas o cercanas, de profesionales que acepten practicar el aborto o los plazos obligatorios de espera y reflexión" son algunos obstáculos.

Parte de eso ocurre en España, donde menos del 3% de los abortos se practican en la sanidad pública, que adolece de un grave problema de objeción de conciencia entre los médicos y donde hay comunidades, como Navarra, donde no existe ningún centro, ni público ni privado, de interrupción del embarazo.

En Europa se practican entre 500.000 y 800.000 abortos, según el Consejo. Una cifra que se explica, para McCafferty, por la insuficiente información y formación, pero también por las leyes restrictivas. Por eso se propone asegurar a hombres y mujeres un acceso a una contracepción a costes "razonables". El texto incluye una enmienda, presentada por el Partido Popular Europeo y defendida por el parlamentario español Ignacio Cosidó sobre la libertad de los padres para educar a los hijos conforme a su ideología.

"Este es un documento importante que defiende la libertad de la mujer a elegir y vela por que su decisión sea libre y sin riesgos", aseguró Wurm. Pero se presume que países como Malta, donde algunos de sus parlamentarios (con independencia de la ideología de su partido) se mostraron muy en contra de esta propuesta, hagan oídos sordos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de abril de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50