Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Europea reduce su dependencia del gas del Cáucaso

La UE ha logrado relevantes compromisos de suministro de productos energéticos con Turkmenistán y Arabia Saudí. El objetivo de Bruselas es buscar otras fuentes de energía alternativas a las de Rusia, el principal proveedor de gas, petróleo y uranio de la Unión.

Los acuerdos con ambos países han sido gestionados por la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner. El compromiso más firme se formalizó tras su viaje a Turkmenistán, y su encuentro con el presidente, Vurbanguly Berdymukhamedov.

"Turkmenistán", señala la comisaria, "ha hecho una reserva de 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural a partir de 2009 y la posibilidad de participar en la explotación de varios campos de gas". Las condiciones de explotación de estos campos no se precisaron. El sistema de transporte aún está por decidir y es una de las cuestiones más difíciles. Se barajan varias posibilidades: un minigasoducto que conectaría Turkmenistán con Azerbaiyán; una conducción a través de Kazajistán, instalaciones en aguas del mar Caspio, y transporte por barcos.

Por otra parte, Ferrero-Waldner se entrevistó ayer con el ministro saudí del Petróleo, Alí ben Ibrahim al Nouaïmi, y otros altos mandatarios del Gobierno saudí, con los que analizó las posibilidades de cooperación en tres campos: energía, educación e investigación y economía y comercio.

En las reuniones con los responsables de Energía, la comisaria ofreció la posibilidad de participar por parte de la UE en el desarrollo de proyectos de energía alternativa, especialmente eólica y solar. "Arabia Saudí", dijo la comisaria, "está muy interesada en el desarrollo de estas nuevas fuentes de energía". Ferrero-Waldner indicó que "el Gobierno saudí estaba considerando la posibilidad de construir una línea eléctrica para enviar energía a los países del sur del Mediterráneo, como Marruecos, y a Europa a través de España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2008