Las FARC rechazan el auxilio médico a Ingrid Betancourt

Francia mantendrá "por ahora" el avión sanitario estacionado en Bogotá

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) confirmó ayer los peores augurios sobre el resultado de la misión humanitaria de Francia para prestar ayuda médica y, eventualmente, lograr la liberación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y otros secuestrados.

En su primer comunicado sobre dicha misión difundido por la Agencia Bolivariana de Prensa (Venezuela), seis días después del aterrizaje en Bogotá de un avión-hospital francés, el secretariado de las FARC rechaza la misión, que califica de improcedente por no ser "resultado de la concertación, sino de la mala fe de [Álvaro] Uribe ante el Gobierno del Elíseo, y una burla desalmada a las expectativas de los familiares de los prisioneros".

[El ministerio francés de Relaciones Exteriores anunció anoche en París, horas después de que la guerrilla rechazara la misión humanitaria, que "en estas condiciones ya no se justifica por el momento el mantenimiento de la misión en Colombia, por lo que debería abandonar el país próximamente". Más tarde, el Elíseo informó que el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, viajará pronto a la región "para reevaluar la situación con los dirigentes de los países implicados", informa Efe].

Antes del comunicado de la cúpula guerrillera, Kouchner había declarado que si las FARC no permitían que la misión médica atendiera a los secuestrados más enfermos, como Ingrid Betancourt, habría que inventar "otro camino". "No pensábamos tener una respuesta en 24 o 48 horas. Vamos a esperar", había señalado el jefe de la diplomacia francesa. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, había tomado la determinación de enviar a Colombia un avión con equipo y personal médico y diplomático ante las informaciones que advertían de la gravedad de la salud de Betancourt.

La cúpula de las FARC acusa al presidente Uribe de ser "el obstáculo principal y enemigo número uno" del intercambio de secuestrados por guerrilleros presos. Como era de esperar, la guerrilla alude a la muerte de Raúl Reyes, miembro del secretariado de las FARC que mantenía los contactos internacionales para un canje humanitario, en un bombardeo de la aviación colombiana contra un campamento guerrillero en Ecuador. "Quien ordena a sus generales el rescate militar a sangre y fuego, no quiere el canje", indica el comunicado.

Lorenzo Delloye, hijo de Ingrid Betancourt, el pasado domingo en París.
Lorenzo Delloye, hijo de Ingrid Betancourt, el pasado domingo en París.EFE
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS