ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Ridao propone un plan para proteger el Llobregat

El paisaje en Sallent era fantástico: campos verdes con masías aisladas, una acequia del siglo XIV y unas colinas al fondo. Pero también había algo más. Justo detrás de donde Joan Ridao, candidato de Esquerra, puso el atril, emergía con fiereza la silueta de unas imponentes montañas grises, altas como el Tibidabo y con un área similar a 30 campos de fútbol. Son los residuos salinos sobrantes de la extracción minera de potasa, que, según ERC, ha salinizado los acuíferos de Sallent. Ridao escogió ese lugar para denunciar uno de los problemas ecológicos más graves de Cataluña -los residuos de Ercros en Flix- y lanzó un plan de protección para el río Llobregat.

La empresa Iberpotash, de capital israelí, que explota las minas desde que fueron privatizadas, en los noventa, deposita al día 21.000 toneladas y acumula ya 40 millones. "Cataluña ha sido la fábrica de España durante 150 años y paga un alto peaje", dijo Ridao, que reclamó la gestión del agua y advirtió de que será casus belli la activación del trasvase del Ebro.

La ex alcaldesa de Sallent Mireia Cortés, de ERC, aclaró que no quiere que la mina cierre y deje sin empleo a 900 personas. Sólo que la empresa haga lo mismo que con su mina de Inglaterra: que perfeccione la extracción de potasa reduciendo el volumen de sal y deje de contaminar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS