Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La clonación de 'Alcalde' desborda el reglamento taurino

El toreo es una cosa seria, un acto reglamentado de arriba abajo. Cada res debe ser inscrita en el Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia, donde consta su padre y su madre para conocer el origen de cada uno de los miles de ejemplares de toros bravos. La clonación de Alcalde, el primer toro de lidia en proceso de replicación, supone un reto, ya que la clonación dará un individuo sin madre, genéticamente idéntico a un toro.

Para vadear ese obstáculo, Victoriano del Río, el ganadero dueño del semental, ha llevado al límite el proceso: "Tendremos que inscribirlo igual que Alcalde, el toro original, como hijo de Aldeano y nacido en 1992 en la finca El Palomar de Guadalix de la Sierra". En una verdadera paradoja temporal, el ganadero pretende así inscribir al Alcalde 2.0, que nacerá si todo sale bien en marzo de 2009, como si hubiera nacido en 1992. La inscripción en ese libro es indispensable, es el registro oficial del Ministerio del Interior.

Pirueta temporal

Otros expertos no tienen tan claro que la pirueta pueda funcionar sin cambiar antes el reglamento taurino. "Evidentemente, no está previsto la clonación de animales ni su inscripción como toros bravos", explica Francisco Salamanca, de la Asociación de Veterinarios de Lidia de Castilla y León. Éste insiste, al igual que el catedrático de la Universidad Complutense y experto en genética de los toros de lidia, Javier Cañón, en que el toro clonado no será idéntico al mítico Alcalde.

"Un toro es un toro y sus circunstancias. Los genes representan el 20%, 30%, tal vez el 40% de sus características pero no lo son todo", dice Cañón, quien duda de la eficacia del método para mejorar la especie.

El ganadero insiste en que es consciente de los límites de la técnica y de que obtendrá un clon (como un gemelo) pero que eso no significa que vaya a tener las mismas características de Alcalde. "Para ser idéntico tendría que haber nacido el mismo día. Lo sé. Pero los avances científicos están para utilizarlos".

Del Río contrató a la empresa estadounidense Viagen para que clonase al semental y como él, según la firma, hay otros ganaderos españoles y de caballos de rejones en negociaciones. Los toros bravos son la última especie a la larga lista de animales clonados que inauguró la oveja Dolly en 1996 y que se dio a conocer tal día como hoy hace 11 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2008