Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo TQ Tecnol compra la planta de zumos Pago

El grupo TQ Tecnol, que fabrica en Reus distintos aislantes y materiales técnicos para la construcción, anunció ayer la adquisición del 100% de la fábrica de zumos Pago Fruchtsäfte, perteneciente al grupo Heineken, de La Selva del Camp (Baix Camp). Lejos de tratar de diversificar su negocio con vistas a una previsible recesión del golpeado sector de la construcción, el presidente de Tecnol, Xavier Martínez, aseguró ayer que la compra responde a una mera casualidad y a una oportunidad de negocio en la zona de influencia del grupo.

"Se nos habían quedado pequeñas las instalaciones", señaló Martínez, quien se interesó a principios del año 2007 por unos terrenos propiedad de Pago que no utilizaba. A partir de aquí, la empresa austriaca y la reusense acordaron el traspaso total de la planta y del terreno.

Fuentes de Tecnol señalaron que la inversión de Pago cuando se instaló, hace nueve años, en La Selva del Camp fue tan elevada -alcanzó los 12 millones de euros en una primera fase- que provocó unos malos resultados anuales que llevaron a la empresa a reducir su plantilla, que pasó de los 70 trabajadores iniciales a 40.

Garantías a la plantilla

El año pasado, la fábrica de zumos Pago, la única del grupo en España, produjo 70 millones de botellas de zumos. Tecnol -que tiene una plantilla de 675 empleados- aseguró ayer que la totalidad de empleados mantendrán sus puestos de trabajo y que trasladará a La Selva del Camp su sede central.

También se ha asegurado la continuidad del equipo directivo y se ha firmado un contrato de suministro de zumos con el vendedor, Pago Fruchtsäfte, vigente para los próximos años.

El grupo TQ Tecnol se basará en las nuevas instalaciones para acelerar sus planes de expansión nacional e internacional. Su objetivo en el horizonte del año 2012 es alcanzar los 100 millones de euros de facturación. El Grupo está construyendo un centro de investigación y desarrollo (I+D) de 5.000 metros cuadrados junto a su central en Reus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 2008