El futuro de Europa

Chipre y Malta se suman a la zona euro

Eslovenia asume la presidencia de turno de la Unión Europea

Las dos economías más pequeñas de la Unión Europea, Chipre y Malta, adoptaron ayer el euro. Con los dos nuevos socios, la zona euro queda integrada por 15 de los 27 Estados miembros de la Unión, y suma una población de 318 millones de habitantes. Hace un año se había incorporado a la divisa común europea Eslovenia, que ayer asumió la presidencia semestral de la UE tras vencerse el periodo de gestión portuguesa.

Chipre y Malta, dos islas mediterráneas con un pasado de marcada influencia británica, cuentan con 778.684 y 407.810 habitantes, respectivamente. Su riqueza está por debajo de la media europea. La renta per cápita de los chipriotas se sitúa en el 92% de la media comunitaria, mientras que la de los malteses es del 77%.

Ambos países, que se incorporaron a la UE en 2004, "han completado bien los preparativos, y bancos, empresas y consumidores parecen estar listos para el cambio de moneda", según la Comisión Europea. El tipo de cambio por euro es, respectivamente, de 0,585274 libras chipriotas y 0,429300 libras maltesas.

La adopción de la moneda única por ambos países es el resultado de "un exitoso proceso de convergencia hacia la zona euro acompañado de un plan de reformas estructurales y políticas orientadas a la estabilidad". Los dos países han logrado cumplir los cuatro criterios de convergencia: estabilidad de precios (la inflación no debe rebasar en más de 1,5 puntos la de los tres Estados con mejor comportamiento), finanzas públicas sostenibles (el déficit público anual y la deuda acumulada no deben rebasar el 3% y el 60% del PIB, respectivamente; en el caso de la deuda, se admite que haya disminuido suficientemente y se aproxime al objetivo), tipo de cambio (durante dos años anteriores no debe haber sufrido ninguna devaluación frente a la moneda de algún otro Estado miembro) y tipos de interés a largo plazo (el tipo de interés nominal no debe superar en más de dos puntos el de los tres Estados miembros con mejor comportamiento de precios).

En materia de inflación, ambos países han registrado una intensa convergencia, que la sitúa en el 2,2% para Chipre y el 2,6% para Malta. Los déficit públicos también han experimentado una fuerte contención hasta el 1,2%, en el caso de Chipre, y el 2,5%, para Malta, en 2006. En cuanto a la deuda, Chipre la ha rebajado al 65,2% y Malta al 64,7%. Desde enero de 2007, los tipos de interés a largo plazo también han descendido en ambos países.

El euro fue creado en enero de 1999, un año después de la Unión Económica y Monetaria (UEM), y los billetes y monedas de la divisa fueron introducidos en enero de 2002. En 1999 adoptaron el euro 11 países: Bélgica, Alemania, España, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Holanda, Austria, Portugal y Finlandia. Grecia lo hizo en 2001, y Eslovenia, en enero del pasado año. Quedan todavía 12 países de la Unión que no han adoptado la moneda única. Nueve de ellos, porque todavía no cumplen completamente los criterios (República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia, Eslovaquia, Bulgaria y Rumania).

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El país que está mejor preparado de todos estos para adoptar el euro es Eslovaquia, que aspira a hacerlo en enero de 2009. Rumania se ha fijado como objetivo 2014, y los demás países no han precisado una fecha exacta, pero esperan hacerlo entre 2010 y 2014.

Los demás países miembros que no han adoptado el euro son Reino Unido, Suecia y Dinamarca. El primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, anunció en noviembre su deseo de convocar un referéndum para adoptar el euro.

El presidente chipriota sostiene un billete de 20 euros.
El presidente chipriota sostiene un billete de 20 euros.REUTERS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS