Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel exige a Egipto más control en los límites de Gaza

Decenas de túneles cavados en las tierras arenosas de la franja de Gaza, por los cuales transcurre desde hace años un intenso contrabando de mercancías, drogas y también armas y explosivos procedentes de Egipto para las milicias palestinas, han provocado tensiones entre Israel y el Gobierno de El Cairo.

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, visitó ayer el país vecino para insistir en las quejas de su país de que El Cairo está haciendo poco para evitar que a través de esos túneles pasen armas al grupo islamista Hamás. Tras una reunión con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, un portavoz egipcio rechazó las quejas de Israel y le acusó de intentar desviar la atención de sus planes de ampliar dos asentamientos judíos.

Mientras Barak formulaba declaraciones a la prensa antes de regresar a su país, milicianos de la Yihad dispararon dos salvas de sus cohetes Kassam contra la ciudad israelí de Sderot, a cuatro kilómetros de Gaza, aunque sin mayores consecuencias.

La ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni, crispó hace tres días al Gobierno egipcio al acusar de ineficaces e indulgentes a los militares de ese país, que deben impedir el contrabando de armas desde Sinaí a la franja de Gaza.

Según fuentes militares de Israel, por esos túneles cavados a 14 metros de profundidad y cuyo coste puede llegar a 100.000 euros con una extensión de entre 200 y 300 metros, las organizaciones palestinas obtuvieron 100 toneladas de explosivos desde el verano, 20.000 fusiles y 6.000 cohetes para contrarrestar a los tanques israelíes. Los túneles de Gaza pertenecen a poderosos clanes familiares y a Hamás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de diciembre de 2007