Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez declara incompatible tener una farmacia y ser cargo de Sanidad

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha señalado en una sentencia la incompatibilidad de un ex alto cargo, el de la consejera de Sanidad del PSOE entre 1999 y 2003, Aina Salom, con su farmacia. Según la sentencia, la consejera ejerció este cargo político en el Gobierno de Baleares "a pesar de que esta actividad pública no es compatible con la propiedad de una farmacia abierta". Sanidad tiene competencias reguladores en materia de Farmacia.

La líder del PP, Rosa Estarás, resaltó la "gravedad" de la decisión judicial, nacida de un recurso de su grupo en 2001, para hacer un paralelismo y defender el "escrupuloso" cumplimiento de la ley de incompatibilidades por parte el ex presidente balear Jaume Matas. El antiguo dirigente balear está contratado como alto ejecutivo en EE UU por el grupo hotelero Barceló, el mismo que medio año antes, logró la adjudicación del Palacio de Congresos de Palma por parte de un consorcio bajo control gubernamental de cargos políticos del entorno de Matas. El Tribunal define un conflicto de intereses y establece los límites entre la actividad profesional y la gestión pública. La ex consejera Salom designó un farmacéutico sustituto en 2001.El PP le reprochó que siguiera vendiendo partidas de medicamentos a locales asistenciales a los que atendía sin ser consejera.

La ley balear, según el Tribunal, persigue vetar las actividades privadas que comprometan o pongan en entredicho su objetividad y plena imparcialidad al servir a los intereses generales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2007