Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SALIH OSMAN | Premio Sájarov 2007 | Cumbre UE-África

"Sin justicia no habrá paz en Darfur"

El abogado y diputado sudanés Salih Osman, de 50 años, premio Sájarov 2007 por sus denuncias de las violaciones de los derechos humanos en Darfur, está indignado por la ausencia del genocidio sudanés de la agenda de la cumbre. Osman reclama "una intervención urgente de la comunidad internacional para detener los crímenes de guerra y contra la humanidad que se siguen cometiendo en Darfur", pide que se declare zona de exclusión aérea, y piensa que la solución es "llevar a los culpables ante la Corte Penal Internacional", porque, advierte, "sin justicia no habrá paz en Darfur".

Pregunta. ¿Por qué sigue abierto el conflicto de Darfur?

Respuesta. El Consejo de Seguridad de la ONU debe analizar la situación de manera mucho más seria. El caos se ha extendido ya al Chad y podría llegar a toda la región si alcanza a Malí y a Níger; ese caos sólo es posible detenerlo con un gran despliegue de fuerzas de la ONU sobre el terreno.

P. La llegada de los 26.000 soldados sigue retrasándose.

R. No podemos esperar a que Sudán les invite a entrar. La responsabilidad de la comunidad internacional es presionar a Jartum con sanciones y todos los medios que ofrece la Carta de la ONU. Ya no basta con enviar una fuerza híbrida de soldados africanos y europeos. Con 7.000 soldados africanos es suficiente. El resto deben ser de la OTAN: europeos, de Estados Unidos, Canadá...

P. Parece que Irak y Afganistán son prioritarios. ¿Es esa la única razón?

R. Estados Unidos habla del genocidio de Darfur; si hay genocidio, y en efecto hay gente inocente muriendo todos los días, es una vergüenza que lo digan y luego no hagan nada. Piensan que el Gobierno de Al Bashir es un aliado en la lucha contra el terrorismo, y eso les ayuda a mirar hacia otro lado. Europa habla con mucha dureza sobre Sudán pero tampoco actúa. Hay mucha división sobre Darfur. Y los Gobiernos africanos son también cómplices, porque no respetan la democracia ni los derechos humanos, y llaman a eso solidaridad africana. Es una vergüenza.

P. ¿Cómo es la situación actual en la región?

R. Bastante peor de lo que era. Hay bombardeos aéreos sobre civiles con aviones y helicópteros, y las fuerzas de la Unión Africana asisten sin hacer nada, como si fueran meros testigos, a crímenes de todo tipo, violaciones, ejecuciones, asesinatos... La corrupción de los soldados es absoluta y las víctimas pierden esperanza cada día.

P. ¿Cree que la cumbre servirá para algo?

R. Es un paso positivo, habrá un nuevo modelo de cooperación. Pero es indignante que haya un tema central, paz y seguridad, y Darfur no sea un tema mayor de la agenda. Esperemos que al final de la cumbre lo sea.

P. ¿Cómo juzga el trabajo del fiscal del Tribunal Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo?

R. Por la naturaleza horrenda de los crímenes, nunca habrá paz en Darfur sin justicia y reparación. Apoyamos el trabajo de Ocampo, porque puede llevar a los criminales más notorios al banquillo, aunque probablemente no podrá llevar a los implicados más poderosos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de diciembre de 2007