Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos promesas electorales de 2004 guardadas en el cajón

El PSOE incluyó en la página 100 del programa electoral de 2004 este compromiso electoral: "Reformaremos la legislación sobre el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo para adoptar un sistema de plazo". La iniciativa suponía incluir el llamado "cuarto supuesto", que las mujeres pudieran decidir que abortan sin tener que dar ninguna justificación, siempre que lo hicieran antes de un límite (se barajaban las primeras 12 o 14 semanas de gestación). Con ello se ampliaban los supuestos en los que la interrupción del embarazo está despenalizada desde 1985: que sea consecuencia de una violación, que implique un grave daño físico o psíquico para la madre o que se detecte una malformación en el feto.

Pero poco después de ganar las elecciones, el Ejecutivo ya mostró su intención de dar marcha atrás. En agosto de 2004, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la ampliación de la ley del aborto "no está en la previsión de la agenda legislativa con carácter inminente". "El Gobierno debe establecer prioridades", justificó entonces Diego López Garrido, secretario general del Grupo Socialista en el Congreso: "Hay urgencias, como simplificar el trámite del divorcio, la reforma de la judicatura o la ley sobre violencia de género, que pueden anteponerse al aborto".

En septiembre de este año, se vio claro el retroceso. El PSOE votó contra tres propuestas de IU-ICV, ERC y BNG para aprobar la despenalización del aborto libre dentro de un plazo.

En el mismo programa electoral de 2004 se incluía esta otra iniciativa: "Promoveremos la creación de una comisión en el Congreso de los Diputados que permita debatir sobre el derecho a la eutanasia y a una muerte digna, los aspectos relativos a su despenalización, el derecho a recibir cuidados paliativos y el desarrollo de tratamientos de dolor", afirmaba textualmente la página 34 del programa socialista.

Como en el caso del aborto, la promesa quedó desactivada en la realidad. Hasta siete interpelaciones sobre la despenalización de la eutanasia ha rechazado el Congreso, con el voto del PSOE. En septiembre de 2004, IU-ICV le tomó la palabra y propuso la creación de la comisión prometida. La iniciativa fue retirada ante la falta de apoyos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007