Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía rusa detiene a decenas de opositores al régimen de Putin

Los antidisturbios disuelven a golpes una marcha en San Petersburgo

Las fuerzas antidisturbios disolvieron ayer una manifestación no autorizada en la plaza del Palacio de San Petersburgo y detuvieron a varias decenas de opositores al régimen del presidente Vladímir Putin. Entre ellas figuraban Nikita Belij, líder de la Unión de Fuerzas de Derecha (UFD) y candidato a las legislativas del 2 de diciembre, y Borís Nemtsov, ex viceprimer ministro en la época de la presidencia de Borís Yeltsin, que participará en las elecciones presidenciales de marzo por UFD.

La policía impidió asimismo la llamada Marcha de los Disidentes y arrestó a algunos de sus participantes, entre ellos a varios dirigentes locales del partido liberal Yábloko, que fueron golpeados.

Nemtsov, que el sábado participó en el mitin opositor organizado en Moscú donde calificó a Putin de cruel, cínico y mentiroso, dijo que había sido detenido mientras respondía a preguntas de los periodistas en la plaza del Palacio. Belij comentó que la policía en Moscú no había iniciado las provocaciones, como en San Petersburgo. Ambos políticos fueron puestos en libertad ayer mismo.

Kaspárov, en prisión

El sábado fueron detenidas en la capital rusa varias decenas de personas después de que, una vez finalizado el mitin autorizado, un centenar de manifestantes rompiera el cordón policial. Entre los arrestados estaba el ex campeón de ajedrez Gari Kaspárov, que fue condenado con celeridad por una jueza moscovita a cinco días de prisión.

Kaspárov pasó el domingo en la sede central de la Policía de Investigaciones, en Petrovka 38, famosa calle por haber dado su nombre a una popular película policiaca.

Los antidisturbios intervinieron en San Petersburgo después de que en la columna de activistas de Yábloko, que portaban flores blancas, unos jóvenes alzaran varias banderas negras de los nacional bolcheviques, que comenzaron a gritar lemas contra Putin. Las fuerzas antidisturbios también detuvieron a miembros de la oposición en la calle Mayakosvki durante otra manifestación no autorizada.

El mitin de los disidentes junto a la sala de conciertos Octubre, que estaba permitido, transcurrió sin incidentes.

La oposición radical al Kremlin considera que las elecciones parlamentarias del 2 de diciembre serán una farsa, pues se ha impedido participar a una serie de partidos. Además, La Otra Rusia denuncia que se preparan "masivas falsificaciones de los resultados" de las elecciones con el fin de garantizar una victoria aplastante de Rusia Unida, el partido cuya lista ha decidido encabezar el mismo Putin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de noviembre de 2007