Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aragón estudia reclamar por lo civil el arte sacro de la Franja

José Montilla y Marcelino Iglesias coincidieron ayer en Barcelona en que hay que cerrar "cuanto antes" el litigio

Son ya más de 10 años de conflicto entre diócesis y gobiernos a cuenta de 113 piezas de arte religioso procedentes de iglesias de la Franja que se encuentran en Lleida y que reclama Barbastro desde que estas parroquias pasaron a depender de su diócesis en 1995.

El presidente de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, aseguró ayer en Barcelona que coincide con el presidente catalán José Montilla en que hay que llegar a un acuerdo "cuanto antes". Pero, por si acaso, el lunes anunció en Zaragoza que ya ha encargado a los servicios jurídicos del Gobierno autónomo que estudien la fórmula para denunciar a la Generalitat ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por inventariar bienes religiosos que están en litigio y que Aragón considera suyos. La demanda se fundamentará en que la Generalitat inventarió esas piezas cuando ya el nuncio Ladjos Kada había dicho que los bienes debían volver a Aragón. Hasta ahora son siete los decretos vaticanos que en todos los casos dan la razón a Aragón.

La decisión de acudir a los tribunales catalanes se ha adoptado tras semanas de tensión entre ambas comunidades cuando se conoció que piezas en depósito en el Museo Diocesano de Lleida iban ser trasladadas para formar parte de la exposición que inaugurará el nuevo Museo de Lleida, Diocesano y Comarcal, que abrirá sus puertas el 30 de noviembre con una exposición de 974 piezas, de las cuales entre 15 y 20 proceden de las parroquias de La Franja.

"Nos ha sorprendido que estas piezas se pretendan llevar a un museo cuando su propietario, que es el señor obispo de Barbastro-Monzón, no está de acuerdo", declaró ayer a Efe Iglesias, para quien este conflicto "no debería crear dificultades" en las relaciones entre Aragón y Cataluña. No ha sido así. Fue por este motivo que Aragón abandonó su participación activa en la Eurorregión Pirineos-Mediterráneo hace año y medio, y a la resolución del conflicto condicionó ayer su regreso Marcelino Iglesias, que ha participado en la VIII Conferencia de Presidentes de Regiones con Poder Legislativo. La pasada semana, la consejera de Cultura de Aragón, Eva Almunia, anuló una cita con el consejero catalán de Cultura por este mismo asunto. En el otro frente, el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Milián, ha escrito al Vaticano relatando lo que, a su juicio, son incumplimientos reiterados por parte del obispado de Lleida sobre las decisiones de la jerarquía eclesiástica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2007