La Unesco pide la desaparición de las casas ilegales de Medina Azahara

Un informe de Icomos alerta de los impactos que alteran al conjunto

Los 240 chalés ilegales que rodean el yacimiento de Medina Azahara (Córdoba) "deben desaparecer". Es algo "prioritario y urgente" para Icomos, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos que asesora a la Unesco en materia de patrimonio. Según indicó ayer este organismo, se debe "restituir la legalidad urbanística vigente" y, por lo tanto, tienen que demolerse las tres urbanizaciones levantadas al margen de la ley y con la permisividad de las administraciones públicas.

El organismo de la Unesco ha hecho público esta semana un informe sobre el problema generado en el entorno del yacimiento con las construcciones ilegales que, en su mayoría, comenzaron a levantarse a partir de mediados de los noventa.

Icomos insta a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Córdoba a que resuelvan el problema y fija un plazo "de dos meses" para que los trabajos se inicien. La solución debe ser "satisfactoria para los intereses públicos" y las casas tienen que desaparecer.

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, ya ofreció en 2006 la posibilidad de que las administraciones local y autonómica trasladasen a los propietarios.

Icomos aconsejó en 2003 que el yacimiento fuera declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad "dada su relevancia y excepcionalidad", algo que todavía no ha sucedido. Pero ahora advierte de que "cualquier impacto negativo en su cuenca visual cercana altera, como de hecho ya sucede, muy negativamente los valores del conjunto arqueológico", en referencia a las parcelas.

Para esta organización, "en toda negociación con los parcelistas no se aconseja la falta de generosidad de las instituciones públicas, pero se recomienda que no tengan el mismo trato (fiscal, valoraciones, etcétera) que tendría cualquier otro ciudadano que hubiese construido conforme a la legalidad". "Se debe resolver el conflicto, pero no premiar a las personas que actúan al margen de la legalidad y normativa urbanística", sostiene Icomos, que recuerda que desde 1986 el suelo donde se construyeron posteriormente las casas está clasificado como "suelo no urbanizable de especial protección agrícola" (Las Pitas y Córdoba La Vieja) y como "suelo urbanizable de especial protección paisajística" (La Gorgoja II). Actualmente la zona está protegida.

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción