Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento cordobés pide ayuda para limpiar el Guadalquivir

Retiradas más de 5.000 toneladas de desechos del río desde el mes de julio

El Ayuntamiento de Córdoba y el Gobierno central estuvieron lanzándose a la cara la basura durante meses. Carritos de supermercado, electrodomésticos, escombros, sillones de automóvil, latas de pintura y desechos varios se acumulaban en las orillas del Guadalquivir a su paso por el término municipal de Córdoba. Y ninguna de las dos administraciones se hacía cargo de la retirada de las toneladas de desperdicios que afeaban y apestaban el río, ya que consideraban que no era una competencia suya.

"Hay quien piensa que el río es un gran sumidero y se puede tirar cualquier cosa"

"La CHG dice que la retirada de residuos corresponde a los ayuntamientos"

Ahora, tras la firma de la cesión de la gestión del Guadalquivir a la Junta de Andalucía, el Consistorio cordobés espera que la administración autonómica se implique en el mantenimiento del río y que se firme un convenio de colaboración en su limpieza. "Ojalá se solucione el problema", dijo ayer Francisco Cobos (IU), el concejal cordobés responsable del área de Medio Ambiente.

Mientras llega esa solución definitiva, el Ayuntamiento por fin se ha hecho cargo del problema. Lleva desde el mes de julio realizando una limpieza del cauce en su término municipal. Se han atacado cuatro grandes vertederos ilegales de los que se han retirado más de 5.000 toneladas desperdicios hasta la fecha, según indicaron ayer fuentes municipales.

"Hay quien se piensa que el río es un gran sumidero, que se puede tirar cualquier cosa y desaparece, pero no es así", sostuvo Cobos. Dos camiones y una retroexcavadora participan en esta operación. "Pero este asunto sobrepasa al Ayuntamiento", añadió el concejal de Medio Ambiente.

Cobos se reunió hace dos semanas con los representantes de la Cuenca Hidrográfica del Guadalquivir, el organismo estatal que todavía tiene las competencias de gestión del río. El Consistorio cordobés pretende que se cree una mesa para abordar este asunto en la que, además de estas dos administraciones, estén representadas la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía. "Es un problema que necesita colaboración", dijo Cobos, quien aseguró que en ciudades como Sevilla la Confederación Hidrográfica participa también en la limpieza del río. En la capital hispalense existe un servicio específico de mantenimiento del Guadalquivir desde el año 1991. Pero la Confederación negó ayer que haya asumido la limpieza del río en esta ciudad. Según indicó un portavoz, lo que se está acometiendo, a través de convenios, son obras de los parques periurbanos. "El ciudadano no quiere saber de quién es la competencia, quiere el río limpio", afirmó ayer Cobos.

Hicieron falta varios enfrentamientos dialécticos entre el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno para que finalmente se acometiera la primera limpieza en julio de este año, una operación que todavía no ha rematado el Consistorio. El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, llegó a advertir al Ayuntamiento de que podría ser sancionado si no se hacía cargo del mantenimiento. Y Ecologistas en Acción instaron a las dos administraciones a que solucionaran el problema.

La solución parcial, la de la limpieza que actualmente se está llevando a cabo, la costea el Ayuntamiento íntegramente, según indicó ayer Cobos. Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir sostuvo ayer que la retirada de residuos de los ríos, cauces y riberas es una competencia exclusiva de los ayuntamientos y que entre sus cometidos no está la limpieza de las riberas. Añadió que esa función no la podría asumir, si se tiene en cuenta que el Guadalquivir tiene más de 4.000 ríos, afluentes y arroyos. Otro asunto es el mantenimiento de las condiciones hidrológicas, por lo que a veces acometen pequeñas obras y se despejan algunos cauces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2007