Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición fuerza el debate sobre el currículum

Educación intentó eludir su votación en la Cámara

El currículum vasco, el documento que establece los contenidos de lo que deberán estudiar los alumnos en la etapa obligatoria (entre los seis y los 16 años), será debatido en el Parlamento. Los partidos tendrán que votar si lo aceptan tal y como lo ha planteado el Departamento de Educación o introducen diferentes cambios. El PSE ha forzado este debate en la Cámara a través de la presentación de una proposición no de ley, ya que el Gobierno no había mostrado ninguna intención de hacerlo.

El Ejecutivo aprobó el decreto que da cobertura jurídica al currículum la pasada semana y ha comenzado a aplicarlo este curso. El único conocimiento que han tenido los políticos de este documento tan trascendental para el sistema educativo fue a través de dos comparecencias del consejero de Educación, Tontxu Campos, en la Cámara en las que presentó el proyecto. Socialistas y PP dejaron constancia entonces de su malestar, pero no hubo ninguna votación al tratarse de una comparecencia.

La portavoz del PSE en materia educativa, Isabel Celaá, reiteró ayer el riesgo de que las escuelas "adoctrinen" en el nacionalismo si se mantiene el currículum como está redactado. Una de las críticas de Celaá se refiere al uso del término "Euskal Herria" para hablar de "una realidad histórica y administrativa" referida a Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra y el País Vasco francés. "Con esas líneas, las editoriales y los profesores pueden impartir una historia y unos conocimientos que no se corresponden con la realidad política actual", advirtió Celaá. "El término Euskal Herria debe referirse únicamente al ámbito lingüístico y cultural del euskera".

Idiomas

Además, rechazó que el euskera sea considerada como lengua principal, relegando al castellano a segundo plano. "El castellano es la lengua materna del 80% de la población que vive en Euskadi". Desde el PP las críticas resultan más contundentes aún. Considera que "tergiversa" la realidad e impide la escolarización en la lengua materna, ya que si el euskera es la lengua principal "el castellano queda desterrado de la escuela".

EHAK también rechaza el currículum, pero por razones muy diferentes. Este partido entiende que el documento se queda corto a la hora de transmitir la identidad vasca en la escuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007