Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empresarios de la UE, a favor de la tarjeta azul

Los empresarios europeos apoyan la propuesta legislativa con la que Bruselas pretende facilitar la entrada de inmigrantes altamente cualificados y evitar la fuga de cerebros a EE UU. Los sindicatos critican la iniciativa por considerar que los esfuerzos comunitarios deben centrarse en formar a los desempleados (inmigrantes o no) que ya residen en la Unión.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, presentó ayer la directiva de la llamada tarjeta azul, a la que podrán acceder los inmigrantes cualificados que tengan una oferta de trabajo en Europa con un salario tres veces superior al sueldo mínimo del país de acogida. Los portadores de esa tarjeta azul podrán entrar y salir de Europa, y, pasados dos años, trabajar en un país de la UE distinto del que emitió el permiso de trabajo.

El Ejecutivo comunitario confía en que los Veintisiete darán el visto bueno a su propuesta en diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007