Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia multa con 24 millones al cartel de las cajas vasconavarras

BBK, Kutxa, Caja Vital y Caja Navarra se repartieron el mercado durante 15 años

Las tres cajas vascas (BBK, Kutxa y Caja Vital) y Caja Navarra estuvieron durante 15 años (entre 1990 y 2005) operando con un pacto de no competencia entre ellas al repartirse mercados en sus respectivos territorios y coordinar sus actuaciones comerciales frente a terceros para impedir que entraran en sus mercados.

Por esta conducta, la Comisión Nacional de la Competencia (órgano que aglutina al antiguo Servicio nacional de la Competencia y el Tribunal de Defensa de la Competencia) les ha impuesto una multa de 24 millones de euros de forma global.

Es la segunda multa por volumen que impone la autoridad de Competencia tras las que impuso a Iberdrola el pasado mes de marzo por 38 millones. En el año 2004, Telefónica recibió una multa de 57 millones, pero ésta posteriormente fue anulada por el Tribunal Supremo. La BBK asumirá una multa de siete millones, otros siete la Kutxa, seis la Caja Navarra y cuatro millones la Caja Vital.

Investigación fácil

El expediente se inició de oficio por el entonces Servicio Nacional de la Competencia el 24 de octubre de 2005, en pleno proceso de acercamiento de las cajas vascas para su fusión. Entonces salió a la luz que las cajas vascas reconocieron que eran muy complementarias porque habían respetado un statu quo del mapa sin interferir en el mercado del otro.

La investigación se inició y el proceso para contrastar el reparto del mercado resultó fácil porque es un caso de libro, tal y como reconocen expertos en competencia. A los dos meses de comenzar el proceso, se unió al expediente la Caja de Ahorros de Navarra, que también entró en el pacto de reparto de mercado.

Esta investigación ha contado con la enorme ventaja de que los acuerdos se recogían fielmente en las actas de la Federación de Cajas de Ahorros Vasco-Navarra, lo que facilitado la investigación, cosa poco frecuenten en las conductas que atentan contra la competencia.

La Comisión de la Competencia considera probado que durante más de 15 años ninguna de las cuatro cajas sancionadas ha abierto sucursales en los territorios de sus rivales. Curiosamente, las cuatro entidades dejaron de abrir oficinas en las provincias sujetas a pacto, mientras que iniciaban una fuerte expansión de la red en las provincias limítrofes como Cantabria, La Rioja, Burgos o Zaragoza.

Pero no quedaba ahí el pacto entre estas entidades de ahorro. El expediente demuestra, según sus redactores, que también incluía la fijación de precios y otras condiciones comerciales, como, por ejemplo, con la aplicación de tipos de interés a promotores inmobiliarios y otro tipo de remuneraciones. Además, se intercambiaban información sobre costes operativos con el objetivo de mantener sus cuotas de mercado e impedir la entrada de otros competidores.

El reparto de mercados y la concertación de precios son las dos conductas más graves contra la competencia, y la Comisión Nacional de la Competencia, que preside Luis Berenguer, ha anunciado que pisará el acelerador por entender que, cada vez que sale un caso a la luz, se demuestra que hay mucho terreno por recorrer. El pacto de reparto de mercado de las cajas vascas y navarra que se ha mantenido durante 15 años es un ejemplo de la curiosa situación del mercado de las cajas de ahorros, que han logrado una fuerte expansión en los últimos años, incluso en detrimento de sus competidores directos, los bancos, en todos los terrenos, dicen medios cercanos a la CNC.

Esas fuentes señalan que la multa a las cajas vascas y navarra puede convertirse en un aviso a navegantes para el sector de las cajas de ahorros. Las cajas de ahorros multadas recurrirán la multa ante la Audiencia Nacional. Mientras que para CC OO la actitud de las cajas de pactar es "impresentable" para los responsables de Servicios de UGT las multa "es absurda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de octubre de 2007