Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Líder del Partido de las Mujeres de Polonia

"Queremos acabar con la imagen de la mujer como barriga-portabebés"

CRISTINA GALINDO,

Un cartel electoral con siete mujeres desnudas ha levantado verdaderas pasiones en Polonia y ha escandalizado a sacerdotes y políticos conservadores, que lo consideran un insulto para los votantes. La fotografía pertenece al Partido de las Mujeres, una formación que se presenta a las elecciones parlamentarias de mañana con un objetivo: combatir el machismo. Una de las candidatas que aparece en la polémica imagen es la popular novelista Manuela Gretkowska, de 43 años, líder y fundadora de la formación. "Los hombres polacos son feministas hasta que se casan", ironiza la escritora durante una entrevista en la sede del partido, un pequeño adosado con jardín del centro de Varsovia.

"El propio Tomás de Aquino decía que el ser humano es cuerpo y alma"

"Queremos acabar con la imagen de la mujer como una simple barriga-portabebés", afirma. "El cartel no es pornográfico, sino que rompe con el tabú de la desnudez y de que la mujer no puede participar en política", añade. "El propio Tomás de Aquino decía que el ser humano es cuerpo y alma, y nosotras queremos mostrar ambos". "Polonia es mujer", se dice en el póster.

El partido promete más guarderías, más ginecólogos y anticonceptivos gratuitos; reclama igualdad salarial entre hombres y mujeres, y sobre todo quiere que se reconozca el papel de la mujer en la sociedad. "Las mujeres polacas somos fuertes, cargamos con todo el trabajo en casa y queremos que se nos vea no sólo como madres, sino también como personas", dice.

La escritora asegura que, desde que los gemelos Kaczynski llegaron al poder, en 2005, la situación de la mujer ha empeorado. "Algunas leyes que se han aprobado son positivas, pero lo que nos perjudica es su mentalidad. No es que sean machistas, es que son misóginos, sobre todo el primer ministro, que todavía vive con su madre", dice Gretkowska. "Recuerdo cuando la esposa del presidente hizo un comentario algo comprensivo con el aborto y el primer ministro dijo que no había que hacerle caso, porque ella no sabía lo que decía; ¡es humillante!".

"Tenemos un espíritu emprendedor; el 70% de las mujeres quiere trabajar fuera de casa, pero sólo puede hacerlo el 50%", se lamenta. También hay que tener en cuenta, dice, que "el 40% de los polacos son víctimas, directas o indirectas, del alcoholismo, y las mujeres acaban llevando todo el peso familiar". En la católica Polonia, Gretkowska ha decidido dejar el aborto fuera del programa: "Creo que es la mujer quien debe decidir siempre, pero sé que si abrimos ahora el debate muchas no se interesarán por nuestro programa social". En Polonia, la interrupción del embarazo está permitida por malformación del feto, violación o peligro para la salud de la madre.

La aparición del partido en la campaña no ha pasado inadvertida. Una de las actrices más famosas del país, Krystyna Janda, les apoya. También lo hace la cantante Kayah y la boxeadora Agnieszka Rylik. "La idea de fundar un partido surgió cuando leí el caso de una niña que se suicidó en Gdansk porque no pudo soportar el acoso sexual de sus compañeros; ¡y el resto de las niñas no hizo nada!", cuenta la novelista, que registró el partido en febrero. "O cuando la extrema derecha intentó eliminar toda posibilidad de aborto, aunque peligrara la vida de la madre, y fueron pocas las mujeres que protestaron", añade.

Gretkowska es consciente de que las encuestas sólo le dan un 3% de los votos, donde los principales rivales son, por supuesto, dos hombres: el actual primer ministro, Jaroslaw Kaczynski, del partido Ley y Justicia, y el líder de la Plataforma Cívica, Donald Tusk. Para entrar en el Parlamento es necesario el 5%. "Lo importante es que nuestro partido está cambiando el papel de la mujer en política", afirma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2007