Sanidad busca una empresa que cuente y organice todas sus deudas

A la Consejería de Sanidad las deudas se le han escapado de las manos. En enero, el Tribunal Superior de Justicia le condenó a pagar siete millones de euros por los retrasos a Izasa Distribuciones Técnicas, uno de sus proveedores. En septiembre la multa fue mayor: le condenaron a pagar 125 millones a varias empresas de suministro de material quirúrgico, sanitario y farmacéutico por morosidad en los pagos. Pero la Generalitat ha decidido reaccionar: Sanidad ha sacado a concurso la contratación de una empresa que se encargue de gestionar la base de datos sobre reclamaciones de interés de demora tanto en vía administrativa como judicial, informó ayer Europa Press.

La "asistencia técnica" deberá estar formada por un coordinador y 13 administrativos, según consta en el pliego del concurso. El departamento "no dispone del personal necesario para llevar a cabo esta gestión", indicaron fuentes de Sanidad. El documento de condiciones añade: "Dado el volumen de trabajo en relación con los recursos disponibles, apenas se pueden tramitar los expedientes reclamados por vía judicial, que son a los que les asigna más prioridad". Las facturas no se encuentran actualmente informatizadas, por lo que resulta "necesario localizarlas manualmente", señalaron fuentes del departamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50