Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autonomías devuelven el 15% de los fondos contra la violencia de género

Cataluña reembolsó al Gobierno 1,6 millones en 2005 y Galicia sólo gastó 370.000 euros

La mayoría de las comunidades autónomas ha devuelto al Gobierno parte del dinero que les fue entregado para poner en marcha la Ley contra la Violencia de Género. En algunos casos, como en Canarias, se devolvió la partida entera en 2005 y parte de ella en 2006. También Cataluña entregó más de la mitad del total recibido el primer año. En Cataluña lo achacan a la falta de tiempo; en Canarias, además, se quejan de que el Gobierno no fue flexible en el uso de este dinero, restringiéndolo a la construcción de los centros de acogida, una red, dicen, que ya tenían completa. En cifras totales, las comunidades han devuelto al Estado, entre 2005 y 2006, el 15% (más de 3,2 millones) de los 22 millones que recibieron.

Ahora, el reparto de fondos se condiciona a la presentación de proyectos innovadores

"Es una auténtica barbaridad", se quejan los colectivos feministas

La violencia de género en España acabó en 2005 con la vida de 58 mujeres y de 68 al año siguiente. La ley contra la Violencia de Género arrancó en enero de 2005 y a mediados de ese año el Gobierno negoció con las comunidades el reparto de 10 millones de euros para que la pusieran en marcha. Se trataba de que todas partieran con una infraestructura adecuada y equiparable y de que se contratara al personal necesario. Pero no todas hicieron el mismo uso del dinero recibido, algunas ni siquiera hicieron uso. Canarias perdió los 685.800 euros que le correspondían el primer año. La reunión para negociar el reparto de aquel dinero no se celebró hasta junio, critican en Canarias, "y el Gobierno no tuvo en cuenta las características específicas de las comunidades".

En Canarias las competencias sobre infraestructuras para la construcción de centros de acogida para mujeres maltratadas las tienen los cabildos insulares y convocarlos, dice, lleva su tiempo. "Pero es que, además", explican desde la Consejería de Asuntos Sociales de las islas, "el presupuesto estaba destinado exclusivamente a infraestructuras, un capítulo en el que estábamos avanzados, ya tenemos la red completa, incluso sobran plazas. Pedimos que nos dejaran aprovechar ese dinero para programas de inserción laboral, social, de sensibilización y prevención y no lo permitieron". También dicen que les pidieron una prórroga para poder gastarlo al año siguiente y no recibieron respuesta del Gobierno central. En 2006 Canarias recibió 813.500 euros, de los que no se ejecutaron 172.000.

En Cataluña devolvieron en 2005 el 54% de 1.648.256 euros. Faltó tiempo para ejecutar eso, dicen. "Esas cantidades las daba el Gobierno para inversiones en obras y para eso hay que buscar el terreno, pactar con los ayuntamientos, no da tiempo", dicen.

A Galicia le pilló el cambio de Gobierno con los deberes sin hacer, según explican. "Esto ocurrió en junio y nosotros prácticamente aterrizamos en agosto. El Gobierno del PP ni había ejecutado el dinero ni preparado proyectos para ello. En septiembre redactamos a toda prisa los proyectos y conseguimos gastar una parte [370.000 euros de los 679.488 que tenían]. Compramos un local para un punto de encuentro en Vigo [donde se citan las parejas separadas para entregar a los hijos en situaciones de conflicto máximo]. Pero hablamos con el Gobierno y al año siguiente nos compensaron. Es que con tres meses no da tiempo a ejecutar ese dinero", dicen desde la vicepresidencia del Gobierno gallego.

Sólo Asturias, Murcia y Melilla dieron cuenta los dos años del dinero recibido. En 2006 se entregaron 12 millones a las comunidades, cuya distribución estaba condicionada a convenios que se firmaban con las comunidades y cada una de ellas debía aportar de sus presupuestos la misma cantidad que recibía del Gobierno.

Se les pidió también que entregaran un diagnóstico sobre el derecho a la asistencia social integral para las maltratadas en cada comunidad. "En Canarias fuimos de los únicos que lo entregamos a tiempo", dicen.

Algunas fuentes del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales dijeron ser conscientes de las dificultades, entre otras los cambios de Gobierno, que han podido encontrar algunas comunidades para ejecutar este presupuesto. La novedad de la ley y las necesidades que requiere, explican, no siempre cuadran con los capítulos tradicionales que se recogen en la Administración a la hora de repartir presupuestos. Pero desde el ministerio también atribuyen a una mala gestión, en algunos casos, como Canarias, la no ejecución de este dinero. Y recuerdan que hubo "retrasos en la presentación de los diagnósticos" exigidos.

Este año, el reparto de fondos está condicionado a la presentación de proyectos innovadores.

Las asociaciones de mujeres ya dieron la voz de alarma hace algunas semanas, cuando iban enterándose de que prácticamente todas las comunidades habían devuelto parte de los fondos recibidos para poner en marcha la ley. Consuelo Abril, presidenta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, tachaba esta actitud de "indignante" y lamentaba la "mala gestión" que se está haciendo de ese dinero. "Esto habla de la inutilidad de los gestores aunque hay que tener en cuenta que destinar este dinero sólo para infraestructuras es muy sesgado. Pero hay muchas carencias en todas las comunidades, se necesitan unidades de riesgo, para valorar la protección que necesitan las mujeres maltratadas, centros de acogida, puntos de encuentro. Si no saben en qué gastar el dinero pueden entregarlo a asociaciones que están haciendo un buen trabajo y lo necesitan", dijo.

La presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro dijo: "Siempre nos quejamos de que hacen leyes pero no dan dinero para aplicarlas. Pues en este caso lo están dando y no se ejecuta. Es un problema grave, hay víctimas y nos parece que no gastar ese dinero es una auténtica barbaridad", afirmó.

La Comunidad de Madrid, una de las que más necesidades sin atender en este campo tiene, según dijeron en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, devolvió el primer año el 18% de la partida y el segundo casi el 25%. Aragón perdió en 2005 un 26% de lo recibido y Baleares un 25% y La Rioja un 15%. El siguiente año, Canarias devolvió el 21% y Ceuta un 65%.

LAS CIFRAS DEL MALTRATO

En lo que va de año, 58 mujeres han muerto a manos de su pareja o ex pareja. Hay cuatro más que se están investigando. En 2005 fueron asesinadas 58 y en 2006, 10 más.

Cada 12 minutos se detiene en España a un hombre por violencia de género, y uno de cada 10 arrestos que se practican es por la misma causa.

Hasta junio de este año se habían acumulado 30.340 denuncias puestas por mujeres contra sus parejas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de octubre de 2007

Más información