La patronal de las mutuas vende su cartera a Mutua de Terrassa

La federación dejará de competir en seguros con sus asociados

La Federación de Mutualidades de Cataluña (FMC), la patronal catalana del sector, dejará de hacer competencia a sus asociados. Ha llegado a un acuerdo con Mutua de Terrassa para cederle su cartera aseguradora, que es Previsión Mutual, así como Refugio Mutual, una especie de fondo que asume los compromisos de las entidades que se liquidan. En total son 24.000 pólizas por valor de 3,5 millones de euros.

Las condiciones de la transacción no han trascendido. Fuentes conocedoras de la misma aseguran que se trata de una cesión por un importe irrisorio, pero otras comentan que "al ser patrimonio de las mutuas, alguna compensación debería haber".

El traspaso se materializará en los próximos meses y está sujeto al visto bueno de las autoridades competentes, es decir, de la Generalitat. Tras la operación, Mutua de Terrassa, que preside Fausto San José Torras, elevará su volumen de primas hasta casi los 10 millones de euros y se convertirá en la octava entidad catalana, por delante de la mutua del Colegio Oficial de Ingenieros y de Asistencia Sanitaria Colegial, según datos de la federación correspondientes a 2006.

La federación reforzará su tarea como patronal, explica su director general, Albert Ferrando. En primer lugar, intensificará su papel de paraguas de las mutuas pequeñas, prestando servicios jurídicos, administrativos e informáticos, arbitrales y actuariales.

Por otro lado, acompañará a las mutualidades en los dos retos que tienen por delante: la profesionalización que exigen tanto el nuevo reglamento de seguros, como la aplicación de la nueva normativa contable Solvencia II, y la prestación de nuevos servicios, como los vinculados a la Ley de Dependencia o la hipoteca inversa.

A partir de 2010, todas las entidades deberán aumentar sus sistemas de controles internos para gobernar mejor los riesgos y deberán multiplicar por 10 su capital. "Muchas de ellas no tendrán problemas", asegura el secretario de Política Financiera de la Generalitat, Miquel Salazar; "gracias al valor de sus inmuebles", apostilla Ferrando. Pero otras carecen del tamaño y la gestión necesarios, de ahí que el sector esté trabajando codo con codo con la Administración para alentar un proceso de concentración. Cataluña tiene algo más de 120 mutualidades de previsión social registradas, pero sólo la mitad mantienen su actividad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

EL ORIGEN ASEGURADOR

Las mutualidades

de previsión social son entidades de gran tradición y arraigo en Cataluña. Tienen su origen en los gremios y cofradías de la Edad Media.

La más antigua es

la Mutua de Vendedores

y Revendedores de Barcelona. Se fundó en

el siglo XIV como gremio

y hoy da cobertura sólo

a los sucesores

de los comerciantes

que lo fundaron.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS