Reportaje:

La coexistencia pacífica de los oligarcas

Los magnates garantizan la estabilidad de Ucrania al margen de las elecciones

Tras los políticos que se enfrentan mañana, 30 de septiembre, en las elecciones legislativas anticipadas de Ucrania, hay un entramado de intereses económicos, cuyos máximos representantes desean un país estable. Tanto si vienen del este como del oeste del país, tanto si apoyan al partido Regiones, del primer ministro Víctor Yanukóvich; a Nuestra Ucrania (NU), del presidente Víctor Yúshenko, o al bloque de la infatigable Yulia Timoshenko, los oligarcas ucranios apuestan por la cohesión del Estado, juegan en territorio nacional y tienen cada vez más interés por ampliar sus negocios en occidente.

La coexistencia pacífica entre los multimillonarios locales se ha basado en gran parte en la corrupción consentida y tolerada. Fue así durante la presidencia de Leonid Kuchma, hasta 2004, y ha sido así desde que Yúshenko le sustituyó en 2005. En vísperas de estas legislativas que tratan de sacar al país del estancamiento político, en sectores económicos que respaldan a Nuestra Ucrania y también en los que apoyan a Regiones hay miedo a que la populista Timoshenko pueda quebrantar el compadreo imperante. Unos temen que la "dama de la Revolución Naranja", en caso de llegar a formar gobierno, tenga que recompensar a los potentados que la han apoyado (a costa de desposeer a quienes son hoy favorecidos), y otros temen que Timoshenko pueda suponer la ruptura radical de una estabilidad viciada. Ucrania ocupa hoy el puesto número 118 (entre 180 países) en la lista de corrupción de Transparencia Internacional.

Entre todos los oligarcas locales, el más adinerado es Rinat Ajmétov, un tártaro de la zona industrial de Donbás, al este del país. Ajmétov controla el grupo System Capital Managment y es diputado de Regiones. Su fortuna se calcula en unos 13.000 millones de euros, según la lista de la revista polaca Wprost. Ajmétov tiene intereses en la metalurgia, la industria pesada, energía y materias primas, y posee cerca de un centenar de empresas, además de presidir el club de fútbol Shajtior, de Donbás.

Tras Ajmétov figura Igor Kolomoisky, con una fortuna de 6.200 millones de euros, seguido de Víctor Pinchuk, con 5.200 millones de euros. Kolomoisky preside el grupo bancario Privatbank y está considerado como uno de los apoyos de Yulia Timoshenko, aunque los expertos creen que se cura en salud y ayuda también a NU y Regiones. Victor Pinchuk, a su vez, controla el grupo Interpipe y es el yerno del ex presidente Leonid Kuchma. Pinchuk fue diputado en el pasado, pero hoy se dedica a sus empresas, que incluyen el sector metalúrgico, y tiene proyectos de prestigio, entre ellos una fundación cultural y un canal de televisión. Los siguientes en la lista son Serguei Taruta, con 3.700 millones de euros y Dmitri Firtash, con 2.400 millones de euros. Taruta es el líder de la Asociación Industrial de Donbás, un poderoso grupo de metalúrgicos del Este de Ucrania. Junto con Vitali Gaiduk, Taruta forma un tándem elitista en la industria local. Este tándem rivaliza con Ajmétov, que encarna un tipo de empresariado menos sofisticado, señalan medios próximos a Regiones. Gaiduk y Taruta han conseguido salir al mercado norteamericano, mientras Ajmétov no lo ha logrado, pese a sus grandes esfuerzos para ello. Ajmétov es el alma y también el financiero de Regiones, y el responsable de que éste partido haya contado desde 2006 con asesores de imagen estadounidenses los cuales deben mejorar tanto la reputación de los políticos de Donbás como de sus potentados.

El primer oligarca de Ucrania ha sacado partido de la estancia de su protegido Yanukóvich en el Gobierno, y ha pasado a controlar la compañía energética Dniproenergo, la mayor productora de electricidad del país, mediante un oscuro esquema en el que han convergido una bancarrota poco clara y cambios en la legislación. Timoshenko ha denunciado como fraudulenta la compra.

Dmitri Firtash, que en el pasado fue bombero y carnicero, controla hoy formalmente el 50% de las acciones de RosUkrEnergo, la intermediaria -vía Rusia y Gazprom- en la venta del gas de Asia Central a Ucrania. En teoría, Firtash tiene mucho que temer, si sale vencedora Timoshenko, ya que la dama de la Revolución Naranja ha anunciado que está dispuesta a acabar con los intermediarios en el suministro energético y dar transparencia a este sector.

Yanukóvich y sus seguidores de Donbás han sido tildados de prorrusos, pero ya en 2004 miembros de su partido insistían en privado en que los intereses económicos del sector metalúrgico de Donbás compiten con los rusos en muchos campos. La metalúrgica ucrania se orienta hoy sobre todo hacia Occidente y está muy interesada en el ingreso en la Organización Mundial del Comercio para superar las barreras arancelarias que ahora gravan sus exportaciones. En su conjunto, la UE de 27 miembros es el destino de un 38% de las exportaciones de Ucrania, frente a Rusia, que acapara el 25,2%. Ajmétov no ha querido ampliar sus negocios en Rusia y rechazó una propuesta del presidente Vladímir Putin para intercambiar activos de sus empresas por activos de una gran acerería rusa, señala un experto. "Ajmétov quiere ser libre y le tiene miedo a Putin". Un motivo más por el cual los oligarcas ucranios -del este y del oeste- juegan en su propio campo.

VÍCTOR PINCHUK

Edad: 46 años.

Negocios: Controla el grupo Interpipe, centrado sobre todo en el sector metalúrgico. Tiene también intereses en la banca. Ha creado una fundación cultural y posee un canal de televisión. Fortuna estimada de 5.200 millones de euros.

Partido que apoya: Algunos socios se han unido a Regiones, de Yanukóvich.

SERGUÉI TARUTA

Edad: 62 años.

Negocios: Presidente de la Asociación Industrial de Donbás, que agrupa a los metalúrgicos de la ciudad de Donbás. Tiene también inversiones en hostelería e hidrocarburos. Fortuna estimada en 3.700 millones de euros.

Partido al que apoya: Evita intervenir en política, pero se le considera favorable al presidente Yúshenko.

DMITRI FIRTASH

Edad: 42 años.

Negocios: Con una fortuna que asciende a los 2.400 millones de euros, Firtash controla la mitad de las acciones RosUkrEnergo, intermediaria en la venta del gas de Asia Central a Ucrania.

Partido al que apoya: No se ha definido, pero tiene mucho que temer a Timoshenko y sus promesas de limpiar el sector energético.

KONSTANTIN ZHEVAGO

Edad: 32 años.

Negocios: Inversiones en minería, hidrocarburos, fabricación de camiones, banca y sector inmobiliario. Fortuna estimada en 1.400 millones de euros.

Partido al que apoya: Ha sido diputado de varios partidos desde finales de los noventa. Actualmente es miembro del bloque de Yulia Timoshenko.

RINAT AJMÉTOV

Edad: 41 años.

Negocios: Controla el grupo System Capital Managment. Tiene intereses en el sector de la metalurgia, la industria pesada, la energía, la hostelería y las telecomunicaciones. Es además presidente del club de fútbol Shajtior, de Donbás (este de Ucrania). Su fortuna se calcula en 13.000 millones de euros.

Partido al que apoya: Es diputado de Regiones, de Víctor Yanukóvich.

IGOR KOLOMOISKY

Edad: 44 años.

Negocios: Presidente del grupo Privatbank, que se extiende a Rusia, Rumania, Polonia y Estados Unidos. Tiene inversiones en minas, acero, hidrocarburos y medios de comunicación. Fortuna calculada en 6.200 millones de euros.

Partido al que apoya: Yulia Timoshenko, si bien ayuda también a sus dos rivales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de septiembre de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50