Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mineros de La Camocha abandonan el encierro tras un acuerdo con Industria

Los ocho sindicalistas de Mina La Camocha que permanecían encerrados en la octava planta de la explotación carbonera gijonesa, a 552 metros de profundidad, abandonaron ayer la protesta, al cabo de 10 días de enclaustramiento, tras el acuerdo alcanzado la víspera por los sindicatos mineros y el Ministerio de Industria. Los 160 trabajadores de la compañía también pusieron fin a la huelga que mantenían desde el día 17.

El ministerio dio garantías a las centrales sindicales mineras de que los 160 trabajadores de Mina La Camocha percibirán los salarios que les adeuda la empresa.

Industria también se comprometió a recolocar en la compañía carbonera estatal Hunosa, y respetando sus categorías laborales, a todos aquellos mineros de La Camocha que no puedan acogerse a prejubilaciones una vez que esta compañía privada cese definitivamente en su actividad el próximo 31 de diciembre.

El cierre, al cabo de siete décadas de existencia, se producirá en virtud de lo estipulado en el plan de reestructuración del sector del carbón.

Numerosos mineros, sindicalistas, familiares y amigos de los encerrados recibieron a los ocho representantes sindicales de La Camocha a la boca del pozo número dos tras deponer su actitud, una vez que la asamblea de mineros ratificó el acuerdo sindical con Industria. El conflicto comenzó el pasado 17 de septiembre cuando los sindicatos decidieron presionar para reclamar el pago de salarios atrasados y un plan laboral para el personal, tras el cierre de la mina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de septiembre de 2007