Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los coches ecológicos tendrán ventajas para aparcar en el centro

El Ayuntamiento estudia permitirles estacionar gratis en algunos casos

Con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, el Ayuntamiento de Madrid ha comunicado al Ministerio de Medio Ambiente y a la UE su intención de premiar a los vehículos más ecológicos que circulen por la capital; es decir, los coches híbridos (que funcionan con batería y con combustible) y los que utilizan biodiésel o gas. La primera medida consistiría en eximirles del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

El proyecto que estudia el Ayuntamiento liberaría del pago de la tarjeta de residente para aparcar en las zonas verdes a los vehículos que menos contaminan. Además, también podrían aparcar gratis en la zona azul. Adiós a los parquímetros si no se contamina. El proyecto, según fuentes municipales, no está todavía desarrollado ni se sabe exactamente cómo se aplicará. El ayuntamiento desconoce si la medida se aplicará también a los propietarios de coches ecológicos que vivan en zonas donde no funcione el SER, o a los que vivan en otras localidades. El ayuntamiento ignora cuántos vehículos híbridos hay en la ciudad (algunas fuentes los cifran en unos 2.000) ni ha detallado los beneficios que tendrían los otros coches en función del CO2 que emitieran. Pero aseguran que el plan se desarrollará a lo largo de 2008. Nada más.

En Madrid circulan a diario alrededor de un millón y medio de vehículos; de ellos, unos 205.000 tienen la tarjeta de residente. El impuesto para poseer dicho permiso es de 24,60 euros al año.

Según fuentes municipales, esta estrategia de premiar a los vehículos ecológicos ya existe en ciudades como la capital de Estonia (Tallin) o en el consejo de Westminster de Londres.

Para la oposición, el compromiso del ayuntamiento está bien, pero no mejorará la calidad del aire de la ciudad. "Es una medida efectista, pero no efectiva. El Ayuntamiento cae en contradicciones graves. Las normas y tributos en el impuesto de circulación prevén una bonificación del 75% del importe en los seis primeros años de los vehículos ecológicos, pero no en el resto de vida. ¿Por qué no se aplican en el 100% y para siempre?", se pregunta el concejal socialista de Movilidad, Manuel García-Hierro. Para los socialistas, "los vehículos híbridos son pocos y caros". "Debería plantearse, por ejemplo, la declaración de una zona limpia, un perímetro donde los vehículos contaminantes no pueden circular o donde tengan que pagar más para hacerlo. Esto ya existe en ciudades como Roma", propone García-Hierro.

El precio de un coche híbrido ronda los 26.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de septiembre de 2007