Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El mapa más detallado de la mortalidad por cáncer

El secreto a voces del suroeste

Andalucía occidental encabeza casi todas las listas de tumores. La gaditana Carmen Marroquín y dos compañeras de trabajo sufrieron cáncer de mama en tres años

Cuando a Carmen Marroquín le diagnosticaron cáncer de mama no conocía a nadie con esta enfermedad. Un año después, una compañera de trabajo tuvo que someterse a quimioterapia por la misma causa. A los dos años, le tocó el turno a una tercera, que con el tiempo ha visto desarrollado un segundo tumor. En sólo tres años, tres de las 16 mujeres que trabajaban en la guardería La Caracola, en El Puerto de Santa María (Cádiz), tuvieron que enfrentarse a la enfermedad.

El caso de Marroquín es uno más en una de las zonas más castigadas por el cáncer: Andalucía occidental. En la mayoría de los 21 mapas detallados sobre tipos de cáncer en España se repite: Huelva y Cádiz salen en rojo, lo que significa que el riesgo de enfermar allí es hasta un 50% superior a la media.

El catedrático de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona Miquel Porta es claro: "Eso era un secreto a voces que la Junta de Andalucía ha intentado poner sordina". Y es que el desarrollo industrial es progreso, empleo y crecimiento económico. Pero también "genera problemas de salud que ahora empezamos a conocer y que tenemos que estudiar más porque es la mejor prevención". En Huelva hay un gran polo químico y en Algeciras (Cádiz) otra gran zona industrial. Ecologistas, vecinos y afectados llevan años denunciando los casos y pidiendo estudios epidemiológicos.

Marroquín, de 47 años, no conoce el origen de su enfermedad. "Me dijeron que podía ser por causas hormonales, luego yo he leído por Internet que puede haber alguna relación con la anemia...". Lo cierto es que no hay una explicación oficial para su cáncer, y menos para el alto número de casos que se dan en la zona. "Sé que los médicos lo comentan, que hay más de lo normal, sobre todo en El Puerto", apunta.

Durante un tiempo, incluso se planteó buscar alguna forma de hacer presión, movilizar a colectivos sociales y partidos políticos para elaborar un informe sobre la incidencia del cáncer y sus posibles causas. Pero abandonó. "Es muy complicado. Se dicen muchas cosas pero nadie se atreve a poner en riesgo su prestigio profesional para hacer una denuncia que quizás no pueda probarse", se lamenta Marroquín.

La mujer superó el cáncer gracias a una rápida intervención médica y a su optimismo. "Yo nunca había sentido tan cercana la muerte. No pensé que fuera a salir. Intentaba aparentar buen humor pero, en el fondo, me estaba despidiendo de toda mi familia, de mis dos hijos". Tras la primera operación, sin embargo, su ánimo dio un vuelco. Ni la mastectomía, ni el tiempo que tuvo que llevar la prótesis de silicona hasta que se sometió a la cirugía plástica consiguieron arrancarle el buen humor. "Me reía de todo, hasta de cuando se me escapaba la prótesis del bañador en la piscina", cuenta.

Para entonces ya había aprendido a relativizar las malas noticias y a comprender que cáncer y muerte no son sinónimos. "Al principio no veía otras posibilidades. Sólo piensas en la muerte, en que vas a entrar en el quirófano sin saber si volverás, y en que tienes que aprovechar cada minuto hasta el momento de la operación".

Hace sólo unos años que se detectó un bulto en el pecho, pero son tiempos pasados. Ahora, Marroquín hace vida normal, va cada día a Cádiz a trabajar en las dependencias de la Junta de Andalucía, y la única precaución que debe tener es evitar grandes esfuerzos con el brazo izquierdo. El cáncer ha quedado apenas en un recuerdo, aunque muy útil para otras personas. "Cuando alguna de mis amigas me cuenta un caso, yo les explico, les relato mi proceso y les doy ánimos. Pero sólo si me lo piden. No me gusta ir a salvar vidas".

También en El Puerto, el doctor José Alberto Álvarez de Cienfuegos, a través de su asociación, ayuda a los enfermos que necesitan apoyo. Con la experiencia de haber superado un cáncer de pulmón, el doctor ofrece, sobre todo, información y lecciones de prevención. "Es alarmante que en Cádiz estemos a la cabeza de cáncer de pulmón", se indigna, "cuando por la población que reside aquí deberíamos estar entre los puestos 20 y 30".

En Huelva, la plataforma social contra el Polo Químico en Huelva, la Mesa de la Ría, afirma que la gente no se atreve a hablar de las enfermedades que padece por miedo a las presiones y represalias de las compañías, para las que trabaja gran parte de la población. La plataforma pide un estudio epidemiológico exhaustivo sobre el índice de afectados por enfermedades. Hace año y medio, un estudio de la Universidad Pompeu Fabra señalaba que Huelva era una de las provincias con más repuntes de casos de cáncer en España, informa Manuel J. Albert.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 2007