El experto pagado por Castilla y León pone en duda el plan 'antitopillos' de la Junta

Con los datos que manejan los técnicos en estos momentos no se puede asegurar que la plaga de topillos que afecta a más de 600 municipios de Castilla y León pueda erradicarse en cinco semanas, tal y como avanzó recientemente la consejera de Agricultura del gobierno regional, Silvia Clemente. Así lo aseguró ayer el experto alemán que colaborará en la extinción de esta invasión formada, según diversas fuentes, por más de 700 millones de roedores, que tras alimentarse con los productos de secano amenazan ahora a los de regadío y a los viñedos. Jens Jacob, el biólogo que trabaja para el Centro Federal de Investigación Biológica del Gobierno germano, dijo que él "no iría tan lejos" en el final aventurado por la consejera. Sólo en el caso de que el problema se estuviera desarrollando en Alemania, "quizá respondiera que es posible que al año que viene no se iba a repetir" la misma, dijo, pero no podía aventurar idéntica respuesta para el caso español.

Jacob, que ayer recorrió algunas zonas de Valladolid y Segovia afectadas por los roedores, manifestó su sorpresa al descubrir que en algunos casos la plaga había afectado también a las viñas, lo que consideraba "algo nuevo" para él, porque no se trata solamente de que se coman "la uva incipiente" (que afectaría exclusivamente a la presente campaña vinícola), sino que se están "comiendo" la planta, lo que puede crear problemas de futuro, dado el lento desarrollo de las vides.

En cuanto al plan puesto en práctica por la Junta para acabar con los roedores (quema de rastrojos, veneno y limpieza de cunetas), el biólogo alemán calificó de "únicas y adecuadas" las medidas para tratar la plaga, cuyo final dependerá según él de varios factores como las medidas citadas y la llegada del frío. "Para ser honestos, nadie sabe" qué factores influyen en el desarrollo y el final de este azote de roedores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 27 de agosto de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50