Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las células que dieron el Nobel a Cajal ofrecen nuevas sorpresas

En uno de los pocos artículos firmados exclusivamente por investigadores españoles en la revista Science, Alfonso Araque y Gertrudis Perea comunican los experimentos que demuestran que los astrocitos, células nerviosas mucho más numerosas que las neuronas en el cerebro, tienen un papel activo en la transmisión y almacenamiento de información. Los dos científicos, del Instituto Cajal del CSIC, consiguieron, con el uso simultáneo de tres microelectrodos, ver el funcionamiento en detalle de una única sinapsis (la zona de contacto entre neuronas).

A los astrocitos se les había asignado sólo una función pasiva de soporte neuronal. "Hasta ahora se pensaba que sólo cuando dos neuronas conectadas entre sí estaban activas, se podían producir cambios plásticos en la eficacia sináptica y, por tanto, almacenamiento de información", ha explicado Araque. "Nosotros hemos hallado que, además, cuando un astrocito y la neurona receptora de la información sináptica están activos, también se produce este almacenamiento de información, lo que supone un nuevo mecanismo celular implicado en procesos de memoria y aprendizaje", ha añadido.

Los astrocitos fueron objeto de estudios históricos por el premio Nobel Santiago Ramón y Cajal a principios del siglo XX.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de agosto de 2007