Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El pasado revive a ritmo de jazz

Cuatro municipios acogen la proyección musicada del Archivo Fotográfico regional, hecho con miles de donaciones de ciudadanos

Nada mejor que el jazz para escuchar mientras se conjuran recuerdos. Y más cuando esos recuerdos no provienen de una cabeza, sino de 2.037 cabezas madrileñas, que se han unido para juntar las 20.000 fotografías del Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

Así, entre fotos de niños vestidos de chulapos y grupos de amigos con atuendos setenteros, en las llamadas Noches de música y fotos, los madrileños podrán contemplar su historia plasmada en la selección de las imágenes más representativas del archivo. Habrá cuatro proyecciones, desde hoy hasta el domingo, en los municipios de Alcalá de Henares, Aranjuez, Ciempozuelos y Navacerrada.

El ciclo comienza en la plaza de Rodríguez Marín de Alcalá de Henares, al ritmo de la música en vivo de la banda de jazz-swing Racamulto. En los cuatro municipios, la muestra comienza con fotografías de toda la región. Pero la segunda parte estará formada en cada localidad por imágenes donadas por los vecinos. Las proyecciones comienzan a las diez de la noche y duran 45 minutos.

La recopilación reúne más de 20.000 imágenes de todos los rincones de la Comunidad

Unas en blanco y negro y otras a color, las fotografías seleccionadas son representativas de los lugares tradicionales de la región. Una foto, por ejemplo, muestra a un fotógrafo que ajusta la lente de su cámara en la Puerta del Sol, otra a cuatro amigos casi listos para emprender camino en un coche desgastado. Otras, antiguas, representan un retrato que aún perdura: juegos de tiro al blanco en las fiestas de La Paloma.

Sin importar la época o lo personal de las fotos, los habitantes de los cuatro municipios podrán recordar la evolución de su ciudad con estas proyecciones y un poco de jazz-swing. Son los elegidos porque fueron los que donaron más fotos al proyecto, según los promotores del archivo.

Para recopilar este material, los organizadores abrieron un plazo de siete semanas para que todos los madrileños que tuviesen fotografías realizadas entre los años 1839 y 2000, las prestaran para ser escaneadas e incorporadas en un archivo virtual.

Además de las contribuciones personales, con un máximo de 20 fotos por donante, hay 129 casos especiales en los que las asociaciones, fundaciones o ayuntamientos han entregado colecciones completas de gran valor documental e histórico.

Las proyecciones son una forma de agradecer a los ciudadanos haber dedicado tanto tiempo a la colección del archivo, que supone un homenaje a los que construyeron la historia de la Comunidad y un legado para futuras generaciones, según sus promotores.

Según Concha Guerra, la viceconsejera de Cultura y Turismo, este proyecto "es viviente". Guerra plantea la posibilidad de iniciar en el futuro una segunda campaña de recogida de fotos. Por otra parte, se ha puesto en marcha la página www.madrid.org/archivofotografico, en la que se pueden aportar imágenes y visitar la exposición virtual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de agosto de 2007