Inquietud en los mercados

EE UU advierte que no habrá solución rápida para la crisis hipotecaria

El presidente de la Reserva Federal asegura que utilizará todos los medios a su alcance

La crisis de liquidez que se vive en los mercados de crédito tardará un tiempo en resolverse. Con esa rotundidad se pronunció ayer el secretario del Tesoro de EE UU, Henry Paulson, poco antes de reunirse con el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el presidente del comité financiero del Senado, Christopher Dodd. Los tres hablaron sobre el impacto de la crisis de las hipotecas en la economía y analizaron las medidas más convenientes para hacer frente a las turbulencias en los mercados. Bernanke, aseguró el senador Dodd, prometió utilizar todos los medios a su alcance para capear el temporal.

Más información
Quiebra la segunda mayor entidad hipotecaria de EE UU

Dodd, que invitó a Bernanke y Paulson a su despacho, dijo que en este momento hay entre uno y tres millones de estadounidenses a riesgo de perder sus viviendas por no poder pagar las hipotecas. Aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos en las elecciones de 2008, el senador dijo que ahora las prioridades son "mantener a la gente en sus casas" y acabar con la incertidumbre que desde hace un mes azota Wall Street.

La firma de analistas RealtyTrac había anunciado poco antes que el número de viviendas sujetas a embargo prácticamente se ha duplicado desde julio de 2006 debido a la crisis hipotecaria. La situación más delicada la atraviesan los propietarios en California, Florida, Michigan, Ohio y Georgia, donde se contabilizaron la mitad ?de los embargos. Todos ellos son Estados clave a la hora de decidir quién será el próximo inquilino de la Casa Blanca. "Es un problema muy serio", reiteró el senador, quien pidió que se adopten medidas para evitar que la revisión de las condiciones de crédito desencadene una escalada en el precio de las hipotecas.

Dodd salió de la reunión satisfecho con la actitud del presidente de la Reserva Federal. "Le he preguntado si está o no dispuesto a utilizar todos los medios a su alcance, y ha dicho que está listo para hacerlo. 'Absolutamente' es la palabra que ha utilizado", declaró el senador, que no fue tan elogioso con el secretario del Tesoro. "Me preocupa que el Tesoro no entiende del todo la importancia de la cuestión", dijo Dodd, quien compareció ante la prensa sin la compañía de sus dos interlocutores.

Pero antes de entrar en la reu-nión, el secretario del Tesoro volvió a hacer un llamamiento a los inversores para que sean pacientes. "No habrá una solución rápida para algunos de los problemas que afectan al mercado de crédito", reconoció Paulson en una entrevista con la cadena de televisión financiera CNBC, mientras dejaba claro que tanto el Gobierno como la Reserva Federal disponen de los instrumentos necesarios para lidiar con la situación.

"La liquidez volverá a la normalidad", dijo Paulson. "Lo que los estadounidenses deben entender es que estas cosas llevan su tiempo". El secretario del Tesoro, cargo equivalente al de ministro de Economía, dijo que tanto la economía de EE UU como la mundial son lo suficientemente robustas como amortiguar el golpe. Y se mostró confiado con la estrategia seguida hasta ahora por la Reserva Federal para aportar al sistema bancario la liquidez que necesita.

Por su parte, el presidente George W. Bush, tras la cumbre trilateral que mantuvo con sus homólogos canadiense y mexicano en Montebello (Quebec), reiteró que las bases fundamentales de la economía son sólidas y que hay plena liquidez en el mercado.

El senador Dodd pidió a los bancos que aprovechen la oportunidad que les ha brindado la Fed rebajando al 5,75% el tipo de interés que les aplica en sus préstamos. Ben Bernanke, según explicó el senador en rueda de prensa, cree que aún deberán pasar unos días para ver cómo las entidades financieras responden a la rebaja en esa tasa.

De izquierda a derecha, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke; el senador Christopher Dodd, y el secretario del Tesoro, Henry Paulson.
De izquierda a derecha, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke; el senador Christopher Dodd, y el secretario del Tesoro, Henry Paulson.EFE

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS