Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Inquietud en los mercados

Las Bolsas se dan un respiro

Las aguas vuelven, de momento, a su cauce. Los mercados mundiales se dieron ayer un respiro después de que los principales bancos centrales acudieran, por tercera jornada consecutiva, en auxilio del sistema financiero, aunque con cantidades de dinero inferiores al jueves y viernes de la semana pasada. La actuación coordinada de las autoridades monetarias parece haber tenido el efecto deseado: devolver la confianza a los inversores con el mensaje de que están dispuestas a atajar cualquier crisis de liquidez como la desencadenada por las pérdidas en el mercado hipotecario de EEUU.

Goldman Sachs inyecta 2.200 millones de euros en un fondo con problemas derivados de la crisis hipotecaria

La mayor confianza de los inversores impulsa la cotización de los principales índices bursátiles del mundo

El Banco Central Europeo interviene por tercer día consecutivo y asegura que los mercados monetarios se normalizan

MÁS INFORMACIÓN

"Las condiciones de los mercados monetarios están normalizándose", afirmó el Banco Central Europeo (BCE), que lideró de nuevo la operación de rescate al inyectar 47.000 millones de euros en el sistema. El Banco de Japón había hecho lo propio horas antes con 3.600 millones y la Reserva Federal de EE UU aportó 1.468 millones de euros a los mercados.

La tendencia decreciente de las ayudas -el BCE inyectó el jueves 95.000 millones y el viernes 61.000- es una señal de que la tormenta amaina. Las intervenciones de las autoridades monetarias han hecho caer las tasas interbancarias (las que marcan los bancos para prestarse dinero unos a otros) y han permitido a los mercados financieros recuperar la normalidad que se evaporó la semana pasada, cuando las pérdidas anunciadas por grandes entidades de crédito en el mercado hipotecario de alto riesgo en EE UU desencadenaron una repentina falta de liquidez.

Algunos expertos piensan que lo peor está aún por llegar y advierten de que si hay nuevas víctimas de la crisis de las hipotecas de alto riesgo, o subprime, la situación podría agravarse y afectar, más allá de los mercados, al resto de la economía y a los consumidores. Los más pesimistas vaticinan que la intervención de los bancos centrales no será suficiente para devolver la confianza a los mercados y que para ello serán necesarios recortes en los tipos de interés.

Turbulencias

"Las recientes turbulencias del mercado no tendrán mucho impacto en la economía", declaró Matthew Sharratt, economista del Bank of America en Londres, a la agencia Bloomberg. "Por lo tanto, el BCE subirá los tipos de interés en septiembre al 4,25% y probablemente los mantendrá en ese nivel durante el resto del año".

La autoridad monetaria de la zona euro ha subido el precio del dinero en ocho ocasiones desde diciembre de 2005, hasta el actual 4%, y ha insinuado que lo aumentará de nuevo para mantener los precios bajo control. Tanto el BCE como la Reserva Federal han reafirmado en los últimos meses que, en un entorno económico boyante como el actual, su principal preocupación es la inflación, no los problemas crediticios.

Recuperada momentáneamente la calma, las Bolsas europeas y asiáticas cerraron ayer al alza, mientras Wall Street registró pérdidas moderadas. El índice FTSEurofirst, integrado por 300 empresas europeas, ganó un 2,29%, la mayor subida en 15 meses, tras haber bajado un 3% el viernes, su peor día en cuatro años.

En Madrid, el Ibex-35 subió 277 puntos, o un 1,92%, hasta los 14.731. El FTSE-100 de Londres avanzó un 2,99%, el Dax alemán un 1,78 % y el CAC de París un 2,21 %. En Tokio, la recuperación fue más moderada, con una subida del 0,21% del índice Nikkei-225. Tras la intervención de los bancos centrales, los inversores dejaron atrás su inquietud por la falta de liquidez y redirigieron su atención hacia los buenos resultados de las empresas y los nuevos síntomas de buena salud de la economía.

La Bolsa de Nueva York reaccionó con alzas al anuncio de que las ventas al por menor -termómetro del estado de ánimo de los consumidores estadounidenses- aumentaron un 0,3% en julio, ligeramente por encima de lo esperado por los analistas, tras una caída del 0,7% en junio. La subida, impulsada por los descuentos de precios del material escolar con vistas al nuevo curso, muestra que las dificultades del mercado hipotecario y crediticio en general no han afectado, por ahora, al consumo, que significa dos terceras partes de la economía de EE UU.

En la misma línea, los mercados también recibieron bien los resultados del segundo trimestre de Wal-Mart, la mayor cadena mundial de grandes superficies, que anunció el mayor incremento de su beneficio neto en diez años.

Más problemas

A pesar de la recuperación de los mercados, la llama encendida por la crisis de las hipotecas de alto riesgo no se apaga del todo. Goldman Sachs, una de las mayores firmas de Wall Street, anunció ayer que ha inyectado 3.000 millones de dólares (unos 2.200 millones de euros) en uno de sus fondos de inversión que se ha visto afectado "significativamente" por la volatilidad del mercado. El Global Equity Opportunities (GEO) entra dentro de la categoría de los fondos cuantitativos, o quants, que distrituyen sus inversiones siguiendo complejas fórmulas mátemáticas y programas informáticos. Algunos de estos fondos han registrado importantes pérdidas en las últimas semanas por no haber tenido en cuenta determinados riesgos que finalmente se han hecho realidad.

El BNP Paribas, que suspendió tres de sus fondos la semana pasada por pérdidas ligadas a las hipotecas de alto riesgo, anunció ayer que está trabajando para reabrirlos lo antes posible, quizá a finales de mes. Sus acciones subieron un 2,6% en la Bolsa de París.

Los bancos europeos, los más perjudicados por la volatilidad de los últimos días, recuperaron ayer parte del terreno perdido. En Madrid, BBVA y Santander cerraron con sendas subidas del 2,4%, y Barclays subió un 3,2% en Londres. Man Group, el mayor grupo mundial de fondos de alto riesgo, subió un 6,8%, tras haber caído un 9% el viernes. El grupo de capital riesgo 3i cerró con un alza del 5,6%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de agosto de 2007