Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vivienda ofrece colaboración a los promotores para fomentar el alquiler

Las inmobiliarias planean crear un grupo en defensa de sus intereses

El parón en la demanda de viviendas ha metido la preocupación en el cuerpo a las inmobiliarias españolas. Y para quitarse esta inquietud de encima, los responsables de cinco de las grandes se reunieron ayer con la ministra de Vivienda, Carme Chacón. Los promotores han establecido un primer contacto para colaborar en el fomento del alquiler, depurar malas prácticas y obtener apoyo oficial a la internacionalización del sector.

Los promotores inmobiliarios están preocupados por algunos mensajes que se han lanzado en las últimas semanas. Como el del presidente de la CNMV, Julio Segura, que a principios de julio aseguró que el riesgo contable de las inmobiliarias forzaba al organismo regulador a reforzar el control sobre estas entidades.

O el de la propia ONU, que a finales de junio alertó sobre una grave crisis inmobiliaria que afectaría a gran parte de los españoles. Además, las entidades financieras han tomado nota de esta coyuntura negativa y buscan reducir su riesgo inmobiliario, por lo que, según los afectados, amenazan con cortar el grifo de los créditos para comenzar nuevas promociones.

Estos temores son los que provocaron el encuentro de ayer. A un lado estaban algunos de los empresarios más importantes del sector. El presidente de Asprima, la asociación que reúne a los promotores de Madrid, José Manuel Galindo, y los máximos ejecutivos de cinco inmobiliarias cotizadas: Martinsa-Fadesa (Fernando Martín), Reyal Urbis (Rafael Santamaría), Inmobiliaria Chamartín (Carlos Cutillas), Nozar (Luis Nozaleda) y el Grupo Rayet (Félix Abánades). Al otro, la plana mayor del ministerio.

Faltaron a la cita los representantes de Realia, Metrovacesa y Sacyr-Vallehermoso, que sí habían participado en las reuniones del mismo tipo realizadas la semana pasada con los responsables de la CNMV y de la Oficina Económica de Moncloa, y, el lunes, con el presidente del PP, Mariano Rajoy.

Entre las quejas de los promotores, apareció la Ley del Suelo que entró en vigor el pasado 1 de julio. El Gobierno replicó que no creía acertados algunos comentarios oídos en boca de conocidos empresarios que auguraban la paralización del sector cuando entrara en vigor la nueva ley.

Fuentes del ministerio resaltan que en las dos horas de conversación se han sentado las bases para desarrollar políticas de fomento del alquiler. El interés de los promotores en avanzar en este mercado le viene perfecto a la ministra Chacón, que ya ha anunciado que piensa centrar los pocos meses que quedan de legislatura en los jóvenes y el alquiler.

Los promotores hablaron del grupo que reunirá a partir de septiembre a todas las inmobiliarias cotizadas en defensa de sus intereses, al margen de las asociaciones ya existentes.

Otros de los aspectos tratados fue la intención de depurar malas prácticas con el fin de mejorar la imagen de un sector que se ha visto muy dañado por recientes escándalos de corrupción, como la Operación Malaya de Marbella.

En concreto, en el ministerio hablan de medidas para disminuir la siniestralidad laboral, avanzar en la protección de los derechos de los consumidores, del respeto a la legislación en vigor. Y del apoyo a la internacionalización de las empresas inmobiliarias españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de agosto de 2007