Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vendedores de pisos cuelgan el cartel de rebajas

El 27,6% de los de Barcelona y el 27% de los de Madrid reducen el importe solicitado en el último trimestre

Un tercio de las viviendas en venta en Barcelona y Madrid experimentaron una reducción en sus precios de en torno al 5% en el segundo trimestre del año, según un informe de Idealista.com basado en el análisis de los precios de 26.405 viviendas publicadas en este portal inmobiliario. Concretamente, el 34,8% de los inmuebles que se venden en Barcelona y el 32,9% en el caso de Madrid han registrado bajadas medias del 5,9% y el 4,8%, respectivamente, en este periodo.

Además, el porcentaje de las viviendas en venta que han experimentado una reducción de precios ha crecido en los últimos tres meses, según el estudio. Así, el porcentaje de viviendas anunciadas en las que se habían producido decrementos en los precios de salida era del 27,6% en Barcelona y del 27% en Madrid en el mes de mayo, con lo que en sólo dos meses el número pisos que han rebajado su precio ha aumentado en más de cinco puntos porcentuales.

Desde el portal se apunta que este ritmo de avance no se ha visto acompañado en la misma proporción por la cuantía de estas reducciones, ya que en el mes de mayo las bajadas medias fueron del 5,6% en Barcelona y del 5% en Madrid. Según el director de comunicación de la web inmobiliaria, Fernando Encinar, "los propietarios han tenido que rebajar los precios para que su inmueble resulte atractivo para la demanda", o lo que es lo mismo, se está produciendo "un ajuste de la oferta".

Desde Idealista.com se apunta además que esta evolución de los precios en los dos principales mercados nacionales "se podría extrapolar al resto de los mercados", en los que ya se percibe una predisposición "a negociar desde la primera llamada". Esta percepción está en línea con el descenso en los precios registrado en Madrid, La Rioja y Navarra entre abril y junio respecto al trimestre anterior, según los últimos datos aportados por el Ministerio de la Vivienda. En este marco, Encinar precisó que, si bien "la desaceleración de los precios se podría estar acelerando", no hay riesgo de un "escenario apocalíptico".