El Santander vende las gestoras de pensiones de Latinoamérica con 600 millones de plusvalías

El jueves pasado Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander, se mostró esquivo cuando los periodistas le preguntaron si se vendían las gestoras de fondos de pensiones de América Latina. Quizá no quería restar protagonismo a los abultados resultados.

Ayer, a las 8.45, el Santander envió a la CNMV un hecho relevante con la venta de estas gestoras al grupo ING, que pagará 950 millones de euros, de los que 600 millones son plusvalías. La operación incluye las AFPs de México, Chile, Colombia y Uruguay. La venta de la de Argentina se está negociando. Sáenz desvinculó la operación a la necesidad de dinero para financiar la posible compra de ABN Amro, junto con el Royal Bank of Scotland y Fortis. El consejero delegado recordó que la entidad se planteó la operación hace dos años, pero no se alcanzó el precio deseado. Sáenz reconoció que estas gestoras han perdido rentabilidad.

Por otro lado, ayer los accionistas del Santander aprobaron en junta general extraordinaria autorizar al consejo de administración a realizar una ampliación de capital por 4.000 millones y una emisión de obligaciones convertibles por valor de 5.000 millones, para financiar la operación de compra de ABN. Botín señaló que el banco prevé que la inversión de 19.900 millones, que se reducirán a corto plazo en 1.100 millones por la venta de "activos no estratégicos". También reconoció que China e India son mercados que están en "estudio" para compras, pero todo "no se puede hacer todo al tiempo". Por si alguien tenía dudas, dijo que "no piensa dimitir ni jubilarse".

Emilio Botín, presidente del Santander, durante la junta de accionistas celebrada ayer.
Emilio Botín, presidente del Santander, durante la junta de accionistas celebrada ayer.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50