Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colegios de élite en Guatemala y Perú para familias acomodadas

Uno de los datos más sangrantes que revela la querella no es que Intervida no haya empleado el dinero para mejorar las condiciones de los niños de zonas desfavorecidas, sino que el dinero ha servido para construir tres colegios de élite que han acabado siendo un negocio para la ONG.

Dos de esos colegios se erigieron en los departamentos de San Marcos y Quetzaltenango, en Guatemala. Intervida gastó entre 2002 y 2004 4,39 millones de dólares. Son centros privados creados "con el objetivo de traer niños y niñas cuyas familias cuenten con mayores posibilidades económicas que contribuyan a su sostenibilidad", asegura la querella. Los responsables de Intervida afirman que se trata de una "educación dirigida a la formación de líderes para su comunidad y la sociedad en general".

También en la ciudad peruana de Arequipa se levantó en los mismos años otro centro similar que costó más de 800.000 dólares. La fiscal recuerda que los niños que asisten a esos centros pagan un precio por la educación y se han convertido en "colegios elitistas" sólo al alcance de familias adineradas. Por el contrario, el acceso para los niños y niñas de familias con escasos recursos "sólo se pueda hacer por medio de un sistema de becas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 2007