_
_
_
_
Reportaje:La contaminación de aguas y costas

Diez borrones en el litoral español

Un estudio de Ecologistas en Acción identifica los peores ejemplos de la "metástasis costera"

Javier Lafuente

Una metástasis es la propagación de un foco canceroso en un órgano distinto de aquel en el que se inició. En el caso de las costas españolas, el cáncer se caracteriza por un crecimiento desproporcionado, en todas las direcciones y a toda velocidad. Ecologistas en Acción, en su informe anual Banderas negras, alerta de borrones, puntos negros, células tumorales que se expanden y ocasionan un grave daño al litoral español.

El informe, de 142 páginas, identifica los 574 lugares más afectados por las actividades humanas. La degradación del paisaje, la erosión costera, la pérdida del valor turístico y de la identidad de los pueblos costeros son algunos de los síntomas que las costas españolas sufren desde hace años. Éstos son los diez lugares que, según Ecologistas en Acción, podrían considerarse los mayores ejemplos de la "metástasis" costera.

El puerto de Granadilla, en Tenerife, puede causar graves riesgos de mareas negras
El informe advierte de que la costa española sufre una aguda degradación del paisaje
Más información
El mar más sucio del mundo
Los 40 puntos negros de las costas españolas, según Ecologistas en Acción
Los vertidos al mar más graves de los últimos 40 años

- Algeciras: A pesar de que el Ministerio de Medio Ambiente adjudicó el proyecto de construcción de una depuradora hace cinco años, el municipio sigue vertiendo sus aguas residuales a la bahía "con total impunidad", según el estudio. En esta ribera se localizan además diez puntos de vertidos industriales y urbanos, más los que producen diariamente los cerca de 400 barcos que cruzan el estrecho diariamente y los que están fondeados.

- Marbella: El municipio andaluz es ya un clásico entre los más contaminados en el informe anual de los ecologistas. Denuncian que no sólo es que el 100% de la costa esté ocupada, sino que los futuros Plan General de Ordenación de Urbana (PGOU) pretenden seguir edificando, con lo que conlleva la masificación de la costa: más consumo, más residuos, más contaminación.

- Playa de las Marinicas: Una amplia superficie de arena fina puede ser un paraje sin parangón si no fuese porque está pegada a una central térmica, la de Carboneras, con dos grupos de carbón y una desaladora. Los ecologistas dan la alarma acerca de los cada vez mayores vertidos de salmuera que aparecen, así como de las emisiones contaminantes, especialmente de Mercurio, que se expanden por el aire comarcal.

- Marina de Cope: El mayor complejo urbanístico de España está en el litoral virgen de Murcia. El Gobierno de Murcia, del PP, eligió un parque natural para crear una gigantesca ciudad que albergará a 60.000 personas. El Ejecutivo autonómico ya ha advertido de que los planes seguirán adelante incluso si el Tribunal Constitucional anula la ley.

- Ampliación del Puerto de Valencia: La Copa del América no sólo ha traído un espectáculo de vela a la capital de Turia. El aumento de las instalaciones del puerto, con un crecimiento de la dársena de dos kilómetros, puede causar una grave alteración de la bahía de Valencia. Al sur del puerto, hacia el Saler, los ecologistas alertan de que puede acentuarse el proceso de degradación al erosionarse la línea costera con una gran perdida de arena.

- Las seis playas de Barcelona: La organización denuncia las obras que acometen en seis riberas de la capital catalana, donde se verterán 1.145.000 metros cúbicos de arena procedentes de un yacimiento submarino que ya había sido utilizado con anterioridad. El proyecto pretende construir también 15 diques sumergidos para evitar pérdidas de arena que, según Ecologistas en Acción, dejarán a las playas con muy poca renovación.

- Andratx: Hace dos años, en 2005, este municipio mallorquín fue el segundo que más creció en número de edificaciones nuevas en las Islas Baleares. Nada extraño si no se tratase del decimosexto en número de habitantes. El "urbanismo depredador" que se ha instalado en Andratx ha destruido kilómetros de costa y de pinares que representaban un gran valor paisajístico y medioambiental.

- Oyambre: La perla negra de Cantabria es un campo de golf que altera y destruye el parque natural sobre el que se sitúa. Un espacio, en funcionamiento, cuyas obras han supuesto alteraciones morfológicas del terreno y cuyo mantenimiento, dicen los ecologistas, implicará la desaparición de las dunas y la imposibilidad de su regeneración.

- Llanes: Hay quien considera a este municipio asturiano de apenas 13.000 habitantes como la Marbella del Norte. La organización asegura en su informe que, sin duda, es la localidad asturiana, y quizás del norte peninsular, que más ha sufrido el proceso urbanizador. El Plan General de Ordenación Urbana, anulado el pasado abril por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, y recurrido por el Ayuntamiento de Llanes, prevé crear más de 15.000 viviendas en el concejo.

- Puerto Industrial de Granadilla: Un nuevo "atropello" está de camino en Tenerife. El puerto de Granadilla, que ha sido adjudicado a una Unión Temporal de Empresas (UTE), podría suponer, según los ecologistas, tres problemas: la desaparición de seis kilómetros de las mejores playas de la isla: El Médano, La Jaquita y Pelada; la interrupción de la alimentación de arena a las playas, y la contaminación de las aguas de toda la zona sur de la isla, con grave riesgo de mareas negras.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Lafuente
Es subdirector de América. Desde 2015 trabaja en la región, donde ha sido corresponsal en Colombia, cubriendo el proceso de paz; Venezuela y la Región Andina y, posteriormente, en México y Centroamérica. Previamente trabajó en las secciones de Deportes y Cierre del diario.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_