Trabajadores argentinos en huelga asaltan empresas españolas

Unos 400 trabajadores argentinos de la pesca, que llevan 19 días en huelga por un aumento de nómina, tomaron el pasado viernes la sede del Ayuntamiento de Puerto Deseado (2.050 kilómetros al sur de Buenos Aires) y después incendiaron y destrozaron instalaciones de ocho empresas pesqueras, de las cuales cinco son de capital español. No hubo heridos ni detenidos.

Tras los destrozos, las autoridades de la provincia de Santa Cruz, donde está Puerto Deseado y de donde es oriundo el presidente argentino, Néstor Kirchner, acordaron una tregua con los huelguistas. El Gobierno nacional envió a esa localidad efectivos de la Gendarmería (policía de frontera) y ayer se reanudaron las negociaciones.

Los marineros de Puerto Deseado, de donde proviene el 30% de las exportaciones pesqueras de Argentina, se oponen al acuerdo que firmaron la patronal y el sindicato a nivel nacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS