El Gobierno ruso califica de "acciones provocadoras" las represalias británicas

Rusia reaccionó enfurecida a las medidas tomadas por Gran Bretaña después de que Moscú se negara a extraditar a Andréi Lugovói, acusado de haber asesinado en Londres al ex agente de los servicios secretos rusos Alexandr Litvinenko. Mijaíl Kaminin, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, acusó a Gran Bretaña de actuar amoralmente y de forma provocadora, al tiempo que anunció que las acciones de Londres tendrán serias consecuencias para las relaciones ruso-británicas. "Quisiera recordar que en los últimos tiempos las autoridades británicas se niegan a extraditar a ciudadanos de otros países que se encuentran en territorio de Inglaterra y que son acusados de haber cometido crímenes. Teniendo en cuenta esto, nos parece que la posición de Londres es amoral", señaló Kaminin. El portavoz manifestó que los británicos "deben comprender" que sus "acciones provocadoras" tendrán una respuesta adecuada por parte del Kremlin.

Más información
Londres castiga a Rusia con la expulsión de cuatro diplomáticos
Rusia prepara una respuesta "adecuada" a la expulsión de cuatro diplomáticos por Reino Unido

Para Kaminin, todo "parece un espectáculo bien dirigido cuyo fin es politizar el caso Litvinenko". "Da la impresión que con semejantes acciones las autoridades británicas tratan de justificar ante los ojos de la comunidad mundial su negativa a trabajar con las fuerzas del orden público rusas para extraditar a Berezovski y Zakáyev".

Diputados rusos de diferentes organizaciones políticas se mostraron ayer partidarios de dar una respuesta "simétrica" a la adoptada por Londres y expulsar a diplomáticos británicos de Moscú. El ex presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, consideró "injustificada" la decisión británica y advirtió que semejantes acciones "no conducen a nada bueno".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS