Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El futuro de la geografía

El pasado 27 de junio, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, presentó el borrador del real decreto que regulará la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales. Entre otros aspectos, la norma establece cinco ramas de conocimiento (Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, e Ingeniería y Arquitectura), herencia de tiempos pasados y a las que, a nuestro juicio, se adaptan mal nuevas o renovadas titulaciones de carácter transversal. Las ramas, sin embargo, son importantes en el proyecto de reforma, porque los nuevos títulos de grado deberán adscribirse a una de ellas y porque, para cada rama, se señalan una serie de materias a partir de las cuales se concretarán asignaturas de formación básica por un mínimo de 60 créditos del total de 240 que sumarán los nuevos títulos de grado.

La materia geografía aparece sólo en la rama de Artes y Humanidades. La comunidad geográfica, de modo unánime, ha solicitado reiteradamente al ministerio -hasta ahora sin éxito- que se la incluya, además, en la de Ciencias Sociales y Jurídicas. Avalan esta solicitud la renovación de los contenidos académicos y la creciente orientación profesional de la geografía, con una presencia cada vez más consolidada en los ámbitos de la ordenación y del desarrollo territorial y local; la planificación urbanística, ambiental y turística; la prevención de riesgos naturales; los estudios de paisaje, o los sistemas de información geográfica. Es lo que pone de manifiesto el Libro Blanco de Geografía y Ordenación del Territorio, altamente valorado por el propio ministerio, y la existencia del Colegio de Geógrafos. Por otra parte, numerosas asignaturas de geografía están ya en diversas titulaciones del ámbito de las Ciencias Sociales, además de la propia geografía, como turismo, formación del profesorado, ciencias políticas, periodismo, sociología o antropología social.

Sería lamentable que una comunidad -académica y profesional- que ha dado buenas pruebas de su compromiso con la reforma universitaria se viera desatendida en una petición sólidamente justificada, más aún cuando dentro del propio MEC, la geografía está ya incluida en el campo de las ciencias sociales en materia de investigación (evaluación de calidad y prospectiva), y cuando en la enseñanza media, geografía pertenece al área de Sociales, en compañía de la historia, vieja y querida compañera de viaje, a la que, por cierto, el borrador de real decreto sí reconoce su doble presencia en Artes y Humanidades, y en Ciencias Sociales y Jurídicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de julio de 2007