El futuro de las comunicaciones

Los empresarios se impacientan con Zapatero y exigen que descentralice ya los aeropuertos

Las patronales lanzan su propia propuesta y dan por agotado "el crédito a las buenas palabras"

El empresariado catalán se impacienta. Las principales organizaciones empresariales exigieron ayer al Gobierno central que ponga en marcha el proceso de descentralización de la gestión de los aeropuertos, algo reclamado desde hace años y que José Luis Rodríguez Zapatero ha prometido al menos para Cataluña, pero sin mayor concreción. La Cámara de Comercio de Barcelona, el Círculo de Economía, Fomento y el RACC reclamaron ayer esa concreción y lanzaron su propuesta: "Hasta ahora, ha habido al respecto buenas palabras, pero poco más. Y el crédito a las buenas palabras se ha acabado".

"Atrasar la solución de necesidades evidentes sólo acarreará perjuicios para el país y, políticamente, perjuicios para quien la obstaculice" Los empresarios cuestionan que AENA gestione aeropuertos como empresa privada en otros países y no haya un modelo así en España

Más información

Lo más granado del empresariado catalán realizó un acto unitario el 22 de marzo en la escuela de negocios IESE en defensa de una gestión descentralizada de los aeropuertos, hoy en manos del ente público AENA, pero con una singularidad: que no hubo declaración alguna, ni petición, ni documento de conclusiones. La necesidad de un nuevo sistema aeroportuario, tan cacareada por los empresarios a título individual, tuvo que leerse en las entre líneas de la jornada, formalmente académica.

Ayer, los mismos organizadores del acto sacaron su reivindicación del armario y por fin concretaron lo que quieren, dejando claro que no se trata de un debate identitario ni ceñido a Cataluña. "No se plantea una reivindicación política, sino una exigencia de gestión eficiente y moderna de esta parte sustancial de unas infraestructuras vitales y de referencia en una economía globalizada. Y no para Barcelona o Cataluña, sino para toda España", apuntaron en un encendido comunicado.

El comunicado era encendido porque mostraron su disgusto por la vaguedad con la que el Ejecutivo se ha referido hasta ahora a su voluntad de descentralizar El Prat, y le lanzaron una dura advertencia: "Ante temas tan complejos, y nadie dice que éste sea fácil, no valen los enroques y el dar largas. Atrasar la solución de necesidades evidentes sólo acarreará perjuicios para el país y, políticamente, perjuicios para quien la obstaculice. No hay tiempo que perder en un tema tan crítico".

El empresariado mueve ficha días después de que el propio Zapatero prometiese en el debate sobre el Estado de la Nación que en septiembre, tras el reparto de la nueva Terminal Sur, se abriría el debate para descentralizar la gestión. Ante "la falta de propuestas concretas del Gobierno", Cámara, Círculo, Fomento y RACC lanzaron la suya: la titularidad patrimonial en manos del Estado y gestión individualizada cada uno, en la que una sociedad autónoma decidirá las políticas comerciales y la gestión de los derechos de despegue. Sin entrar a si el Estado tendrá la mayoría accionarial de estas entidades, esta sociedad estará dirigida por un consejo profesionalizado y un fondo de cooperación contribuirá a la financiación de aeropuertos deficitarios.

Los empresarios defienden que en la mayor parte de Europa funcionan modelos de gestión aeroportuaria descentralizada. Además, el hecho de que AENA gestione en solitario, bajo concesión como empresa privada (la sociedad que comparte con el grupo de infraestructuras Abertis) un buen número de aeropuertos en otros países "es lacerante por contradictorio". "Alguien debería explicar de manera convincente por qué alguna de esas buenas fórmulas de las que se beneficia AENA para gestionar fuera, evidentemente, como negocio y sin poner en riesgo ninguna cohesión política o nacional, no lo es para implantarla en nuestro propio país", concluyen.

LA PROPUESTA EMPRESARIAL

La titularidad seguirá en el Estado, así como las competencias de navegación aérea, seguridad y otros.

La gestión de slots (derechos de despegue y aterrizaje) tendrá su propia regulación.

Un fondo de cooperación contribuirá a la financiación de aeropuertos deficitarios.

Los aeropuertos estarán gestionados por entidades autónomas, de gestión profesionalizada, que actuarán en régimen de concesión onerosa por parte del Estado mediante un canon.

Las decisiones de la entidad se tomarán por mayoría reforzada para evitar que unos accionistas se impongan sobre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50