Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU abortó una operación secreta en 2005 contra los líderes de Al Qaeda

Una operación secreta militar de Estados Unidos para capturar a miembros de Al Qaeda en áreas tribales del noroeste de Pakistán fue abortada en 2005 en el último minuto porque Washington temió que hiciera peligrar las relaciones con Islamabad, según fuentes militares y de los servicios secretos estadounidenses.

El objetivo de la operación era una reunión de líderes de la red terrorista, a la que iba a asistir Ayman al Zawahiri, lugarteniente de Osama Bin Laden y jefe de operaciones de Al Qaeda, en la zona montañosa de Waziristán del Norte, cerca de la frontera con Afganistán. Pero la misión fue cancelada después de que Donald Rumsfeld, el entonces secretario de Defensa, escuchara el plan de boca del director de la CIA. Cuando se suspendió la operación, una unidad de paracaidistas de los seals, fuerzas especiales de la Marina, ya había embarcado en un avión C-130 en Afganistán, según fuentes del espionaje.

Rumsfeld decidió que la operación era inapropiada y ponía en riesgo la vida de demasiados estadounidenses. Al secretario de Defensa también le preocupaba que la misión pudiera causar un conflicto con Pakistán, un aliado que ha impedido que los militares estadounidenses actúen en sus áreas tribales.

Pero la decisión de Rumsfeld sentó mal entre varios altos cargos de los servicios secretos, que consideran que Estados Unidos perdió una gran oportunidad para capturar a líderes terroristas. Su frustración no ha hecho más que crecer en los últimos dos años, según las mismas fuentes, ya que Al Qaeda ha aumentado su capacidad para planificar ataques globales y levantar campos de entrenamiento en las áreas tribales de Pakistán, que se han convertido en un auténtico cielo para los terroristas.

Pasividad de Musharraf

En los últimos meses, la Casa Blanca se ha mostrado irritada por la actitud del presidente paquistaní, Pervez Musharraf, por su pasividad ante la creciente amenaza de Al Qaeda y los talibanes en la zona.

Cerca de una docena de actuales y pasados cargos militares y de los servicios secretos estadounidenses han sido entrevistados para elaborar esta información, y todos pidieron el anonimato. Portavoces del Pentágono, la CIA y la Casa Blanca declinaron realizar comentarios al respecto. No queda claro si el presidente George W. Bush estaba al tanto de esta operación.

Hace tiempo que se sabe que la CIA lleva a cabo operaciones contra el terrorismo en las zonas tribales de Pakistán. Los detalles de la misión cancelada en 2005 ofrecen una aproximación a las negociaciones internas que se producen a diario en la Administración de Bush sobre la necesidad de llevar a cabo una acción militar unilateral en Pakistán, donde el frágil Gobierno del general Musharraf se encuentra muy presionado por los disidentes contrarios a cualquier cooperación con Estados Unidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de julio de 2007