Entrevista:TELEFONÍA POR INTERNET

Camisetas Kukuxumusu: "Nos sirve para tener controlado al jefe"

La empresa de Pamplona habla a diario con su director creativo, que vive en Nueva York -El equipo se reúne cada semana a distancia .- Con Skype Out, el jefe mantiene conferencias de bajo coste desde su cama

¿Qué pasa si la oficina está en Pamplona, pero el jefe vive en Nueva York? Kukuxumusu, la empresa que arrancó haciendo camisetas para San Fermín, tiene este dilema. "Cuando nuestro director creativo nos abandonó para inspirarse y recibir estímulos en la Gran Manzana, empezamos a usar Skype", cuenta Ramón Arellano, responsable de nuevas tecnologías en Kukuxumusu (beso de pulga en euskera). El director creativo es Mikel Urmeneta. Su presentación en la web de la empresa no se ajusta al típico cargo: "Con eso de que es el artista de la empresa no da golpe. Nadie sabe cómo hace tantos dibujos porque siempre esta en la calle o de vacaciones, muy lejos". Para Arellano, lo mejor de Skype es saber cuándo Urmeneta está disponible: "Él ya lleva de por sí horarios raros y encima con la diferencia horaria... Skype nos hace de chivato, así le tenemos controlado. Aunque alguna vez se desconecta aposta para que no le demos el coñazo". Lo peor: "Cuando se cuela un pesado que quiere chatear".

Más información

Todos los jueves a las siete, los responsables de departamento se reúnen con Urmeneta en una sala con pantalla y altavoces. Normalmente no usan la cámara. "Salvo si a Mikel se le ocurre hacernos alguna barrabasada", dice Arellano. "A veces les doy sustos disfrazándome, ¡o les hago un calvo!", se carcajea Urmeneta que está en España para oír el chupinazo. Otras veces, le da la vuelta al ordenador y enfoca las vistas de su estudio en Union Square. "Nos enseña el amanecer sobre el Empire State, para darnos envidia", dice Arellano.

Fácil de usar

"Si hemos conseguido que Mikel lo domine es que es realmente fácil", dice Arellano, que cada vez que implanta una nueva tecnología se enfrenta al reto de que "Mikel sepa usarla sin que se la expliques". "Soy de Atapuerca", confirma Urmeneta. De tecnología, lo básico: "El correo, navegar... ¡si todavía pinto con el ratón y el Paint".

En Kukuxumusu también usan el servicio Skype Out: "Así me llaman al fijo y puedo pasearme por casa o hablar desde el sofá", dice Urmeneta. "Hay días que no hay quien lo saque de la cama", dice Arellano. "No he hecho el cálculo del ahorro, pero con Mikel en la cama de resaca, las conferencias se pueden alargar, con Skype Out sabes que es barato y te despreocupas del tiempo".

¿Habría sido posible hace años vivir en Nueva York con la oficina a 6.000 kilómetros? "Sólo si la empresa no hubiese crecido tanto", opina Urmeneta que abrió la primera tienda en 1995 y ya pasa de las 20. Hace 13 años se mudó otra vez a la ciudad del Empire State. "Entonces mandaba mis dibujos por UPS, imagínate, sin tecnología, todavía estaríamos vendiendo sólo en Pamplona".

KUKUXUMUSU: www.kukuxumusu.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 04 de julio de 2007.