Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bombardeo de la OTAN mata a decenas de civiles en Afganistán

La Alianza Atlántica reconoce un error en un ataque contra posiciones talibanes

Más de 65 civiles han muerto y decenas han resultado heridos durante un bombardeo de la OTAN contra presuntos talibanes en la provincia de Helmand, una de las más conflictivas del sur de Afganistán, según informó el gobernador regional, Mohamed Daud. Un portavoz de la Alianza Atlántica en Kabul reconoció el bombardeo, pero señaló que sólo había "un pequeño número de civiles" entre las víctimas.

Dor Alishah, el jefe del distrito de Gereshk, donde se produjo el bombardeo, elevó el número de víctimas mortales a 65. De confirmarse esta cifra, sería el peor bombardeo contra civiles por parte de la Alianza Atlántica desde que comenzó su campaña contra los talibanes.

En los últimos meses se han multiplicado las víctimas civiles por bombardeos de la OTAN contra presuntos talibanes. Estos errores se han convertido en un problema muy grave para el Gobierno de Hamid Karzai, que recientemente se mostró muy duro "con las operaciones militares imprecisas", que han provocado 90 muertos en las últimas dos semanas. Estos ataques están haciendo que aumente la impopularidad de las tropas internacionales de la ISAF (Fuerza de Asistencia a la Seguridad), incluso en las zonas del norte y el este del país donde los talibanes no están presentes.

Como ha ocurrido en ocasiones anteriores, se trata de un ataque aéreo contra un pueblo desde el que fuerzas internacionales y afganas recibieron un intenso fuego de artillería. El comandante de la Fuerza Aérea estadounidense, John Thomas, señaló que "todas las posiciones enemigas fueron destruidas, pero fuerzas amigas nos han informado de que se han producido muertes de civiles". "Parece que se han encontrado los cadáveres de algunos civiles entre los cuerpos de los combatientes", prosiguió Thomas. Varios niños heridos estaban siendo tratados en el hospital de Helmand.

Un habitante de un pueblo vecino, Feda Mohamed, relató que "seis casas fueron bombardeadas, de las que tres quedaron reducidas a cenizas".

Más de 50.000 soldados internacionales se encuentran desplegados en Afganistán, de los que unos 700 son españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 2007