Reportaje:Juicio por el mayor atentado en España | 11-M

La cruz del tapado

Los abogados de la acusación censuran a su colega de la AVT que pidió la absolución de Zougam

Ayer por la tarde, ya era hora, le tocó el turno a los abogados defensores. El de Rachid Aglif, también conocido como El Conejo, empezó su alegato poniendo de vuelta y media a su cliente, dijo que era un vil canalla, un tipo despreciable, y a continuación dedicó tres cuartos de hora a alabar de forma encendida la labor de la fiscal, el juez instructor y los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado. El abogado, de nacionalidad griega, terminó su brillante intervención dirigiéndose al tribunal.

-Señorías, ya sé que mi petición les puede parecer estridente, pero solicito la máxima pena para Rachid Aglif. Y porque aquí no existe la cadena perpetua, ¡que si no...!

Al terminar la sesión, los abogados de la acusación se acercaron, lo abrazaron, le dieron las gracias. La fiscal Sánchez le guiñó un ojo. Se fue de contento...

El letrado de la AVT siguió la intervención de su compañero con cara de funeral, sin mirarlo, cada vez más escondido tras su ordenador
"Flaco favor le hacemos a la lucha antiterrorista si metemos a ETA donde no está", sostuvo el abogado Fuster Fabra durante su alegato final

Más información

Lo escrito hasta aquí -conveniente es aclararlo cuanto antes- no sucedió. Pero, visto lo que se vio durante la sesión del lunes, no hubiera sido tan descabellado. La intervención del abogado de la AVT Juan Carlos Rodríguez Segura fue tal que así, pero al revés. Siendo acusador, pidió la absolución de dos de los principales acusados -Jamal Zougam y El Egipcio-, dedicó largo rato a poner la instrucción como un trapo y, por si fuera poco, no dejó títere con cabeza entre policías y guardias civiles. Tanta pasión puso en el empeño de seguir situando a ETA detrás del 11-M -aun sin aportar ni un solo indicio- que ayer todavía coleaba el asunto. Los abogados de la acusación que intervinieron durante la sesión de la mañana le afearon, cada uno en su estilo, una conducta tan extraña. Uno de ellos, José María Fuster Fabra, fue especialmente duro. La primera andanada contra Rodríguez Segura la lanzó al defender sin complejos la labor de los artificieros de la policía. Dijo Fuster:

-El comisario de los TEDAX fue sometido [por los abogados de la AVT] a un interrogatorio mucho más duro que el que soportaron muchos de los imputados. Nunca en 32 años la labor de los TEDAX fue puesta en tela de juicio como aquí. Ni siquiera por los abogados de ETA.

Vaya caricia. Rodríguez Segura, otras veces tan locuaz, reflejó en su rostro una acusación de tal calibre. Escuchaba a su colega con cara de funeral, sin mirarle en ningún momento, cada vez más escondido tras la pantalla de su ordenador HP. Hay que conocer un dato clave para entender por qué Rodríguez Segura se escondía tras el portátil y por qué Emilio Murcia -el otro abogado de la AVT- evitó ayer estar presente durante el alegato de Fuster. Y ese dato es que José María Fuster Fabra no pertenece al comité central del PCE precisamente. Aunque durante este juicio ha coordinado a los abogados reunidos por Pilar Manjón para defender a las víctimas del 11-M, durante 20 años justos ha estado en primera línea contra ETA de la mano de la AVT. De hecho, lo primero que hizo ayer al iniciar su alegato fue recordar que la primera vez que representó a la Asociación de Víctimas del Terrorismo fue durante el juicio por la matanza de Hipercor, del que precisamente ayer se cumplieron 20 años. Luego siguieron otros muchos, y no pocos compartiendo estrado con Rodríguez Segura y con Murcia, hasta que presentó su dimisión para asumir la defensa del general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, acusado -y condenado después- por su participación en la guerra sucia.

-Yo siempre he estado en el mismo sitio -declaró ayer Fuster Fabra-, con la policía y con la Guardia Civil. Hasta las últimas consecuencias. Así que si hubiera habido algún dato, uno solo, que indicara que ETA tuvo algo que ver con el 11-M, que a nadie le quepa duda de que yo hubiera sido el primero en exigir una investigación hasta las últimas consecuencias. Pero flaco favor le hacemos a la lucha antiterrorista -dijo Fuster levantando la voz- si metemos a ETA donde no lo está. Y flaco favor le hacemos a la lucha antiterrorista si damos pistas a abogados de ETA sobre cómo poner en tela de juicio informes policiales o de la Guardia Civil.

Otra caricia. Y ya iban dos.

Al final, y después de repudiar los "intereses políticos y bastardos" que siguen sobrevolado sobre el juicio, volvió la cabeza y miró al lugar que ocupan los letrados de la AVT:

-A mis amigos, porque son mis amigos, Juan Carlos y Emilio, me gustaría decirles que espero que cuando acabe este juicio volvamos a estar, una vez más, codo con codo, en la lucha contra ETA.

Así que cuando, a eso de las cinco de la tarde, el abogado de El Conejo se subió al estrado y empezó a defender a su cliente -atacando la instrucción y poniendo de vuelta y media a los policías- una ráfaga de aire fresco recorrió la sala. El letrado griego, con su español de zafarrancho, hizo lo que tenía que hacer.

Y, visto lo visto, hasta raro sonó.

José María Fuster Fabra, abogado de Pilar Manjón, en el juicio.
José María Fuster Fabra, abogado de Pilar Manjón, en el juicio.EFE

ALEGATOS CONTRA EL BULO

Tres abogados sostienen que la AVT perjudica la lucha contra el terrorismo

Tres acusaciones que defienden a víctimas del 11-M arremetieron ayer en el juicio contra la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) por su defensa de la teoría de la conspiración perjudicando la lucha contra el terrorismo.

"Acuso por un lado, y por otro ataco la instrucción"

José María Fuster Fabra, letrado que defiende a víctimas del 11-M, acusó a los abogados de la AVT de actuar en el juicio contra sus propios defendidos.

Los acusados son mártires, según uno de sus abogados

El abogado de uno de los procesados por el 11-M calificó de "mártires y víctimas" del atentado a los acusados porque entiende que no hay pruebas contra ellos.

LA VISTA AL DÍA

Alegatos finales de abogados de la defensa

Hoy expondrán sus alegatos los letrados de José Emilio Suárez Trashorras, Basel Ghalyoun, Raúl González Peláez y Mohamed Moussaten.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50