Juicio por el mayor atentado en España | 11-M

Tres acusaciones arremeten contra la AVT por perjudicar la lucha contra el terrorismo

Un letrado acusa a Díaz de Mera de desviar la atención hacia ETA y plantea su procesamiento

Los vientos sembrados se volvieron tempestades. Ayer por la mañana acabaron las intervenciones de las acusaciones en el juicio del 11-M y por la tarde empezaron las defensas. Tres de esas acusaciones -José María Fuster, Manuel Murillo y José Gabriel Antón- arremetieron contra la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que preside Francisco José Alcaraz, por su defensa de la teoría de la conspiración en este proceso, que supone un beneficio para los acusados. A su juicio, la AVT con esa postura perjudica seriamente la lucha contra el terrorismo.

Más información

El más destacado en sus críticas fue el profesor José María Fuster Fabra. Este letrado realizó un símil futbolístico y comparó la actuación de la AVT con quien trabaja para el equipo contrario. "Esto de que acuso por un lado y por el otro ataco a la instrucción", dijo Fuster, "es como si un defensa central de un equipo de fútbol le hiciese una falta a su propio delantero para evitar que meta un gol y luego coge la pelota, chuta contra su propio portero y lo mete él".

"Todos estos criterios de las extrañas conspiraciones o de la cuarta trama"

[que han defendido la AVT y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M], siguió Fuster, reconocido seguidor del Espanyol, "a mí me recuerdan el gol de Messi en el Camp Nou [el delantero del Barça metió el gol con la mano]: puede parecer bonito, se hizo con trampa y al final no va a servir absolutamente para nada".

Este letrado elogió la actuación de los Tedax y dijo que en el atentado del 11-M estalló dinamita, y citando a su compañera María Ponte, dijo que había sido Goma 2 ECO con algo de Goma 2 EC. No obstante, dijo que el fiscal Javier Zaragoza tiene razón cuando asegura que no es importante la identificación exacta del explosivo, y a continuación enumeró ocho atentados perpetrados por ETA en los que no se pudo determinar el explosivo utilizado y que, sin embargo, no impidió que se condenara a los culpables.

"Las imágenes de las Azores"

Manuel Murillo, en representación de Guillermo Pérez Ajate, una de las víctimas, también criticó a la AVT. Recordó cómo ha estado desde el principio intentando implicar a ETA y cómo ahora reconoce que no hay nada que se parezca a ETA, pero lo dice muy tarde. "¿Cuál es la razón?", se preguntó. "Esto no vino gratuitamente. La razón es muy elemental y viene de fuera del proceso. Es separar las imágenes de las Azores de las imágenes tremendas de los trenes después de la voladura".

El letrado dijo que el ex director general de la policía Agustín Díaz de Mera, al verter sospechas sobre la actuación policial, intentó desviar la investigación hacia otros terroristas distintos de los acusados. "Es un acto moralmente muy difícil de defender, y podría constituir un delito de encubrimiento", resaltó.

La línea de cuestionamiento de la actuación de los letrados de la AVT y asociados fue seguida también por José Gabriel Antón, acusador en nombre de Celestina Pires Méndez, quien arremetió contra la política de seguridad del Gobierno de José María Aznar y contra el diario El Mundo. El abogado arrancó su alegato sentenciando que el atentado fue claramente "consecuencia de actuaciones yihadistas", y que pudo verse favorecido por la desatención por parte de los rectores de la seguridad pública de las "alarmas" surgidas tras "la implicación de España en la foto de las Azores y los antecedentes del atentado de Casablanca".

Y ante eso "no se pusieron soluciones ni se tuvieron en cuenta los informes de amenazas". "Un desastre", resumió. Luego le tocó el turno a los teóricos de la conspiración. "Pero no se sabe qué conspiración, que se oculta tras la frase 'queremos saber la verdad', como si los demás mirásemos para otro lado", dijo.El letrado destacó "el bombardeo de determinados medios de comunicación" a la instrucción, especialmente de El Mundo. "Nunca se han hecho tantas diligencias por culpa de un medio de comunicación", en referencia a la insistencia en buscar a ETA. "Y luego oyes a la AVT que dice que se ha investigado demasiado a ETA. ¿Pero quién trajo aquí el temporizador ST que se dice de ETA, quien habló de Óscar Pérez

[el empleado de una aseguradora catalana al que se quiso hacer pasar por etarra], quién cuestiona el explosivo para buscar a ETA". Luego expuso cómo otro abogado de la AVT dijo que se había investigado poco a ETA. "Es cuando te llevas las manos a la cabeza, porque una acusación retira los cargos a Jamal Zougam, cuando ha sido reconocido en los trenes y la casucha de Morata".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50